Investigan las relaciones del vecino de Espinardo fallecido con otros hombres

Fachada del edificio donde fue detectada la sangre.
Fachada del edificio donde fue detectada la sangre. / Vicente Vicéns / AGM

El cadáver, que fue descubierto por el reguero de sangre que salía de su casa, estaba envuelto en una manta

Alicia Negre
ALICIA NEGREMurcia

La Policía Nacional investiga la muerte de un vecino de la pedanía murciana de Espinardo. El cadáver fue hallado en la tarde de este martes después de que los vecinos de su edificio alertasen a la Policía al descubrir que desde el balcón de la casa de la víctima, de unos 60 años, chorreaba un reguero de sangre.

Según pudo saber este diario, el cuerpo estaba envuelto en una manta y la vivienda estaba cerrada con llave por dentro. La Policía Nacional aguarda, ahora, los resultados de la autopsia, que se está realizando en el Instituto de Medicina Legal (IML) para determinar si se trata de un homicidio.

Vecinos de este residencial de Espinardo, que cuenta con piscina y que está pertrechado con varias puertas de entrada, relataron a 'La Verdad' que el hombre, al parecer de nombre Antonio, vivía solo y era bastante "retraído". Pese a ello, eran frecuentes las quejas de sus vecinos de abajo (él vivía en una segunda planta) por los ruidos y las fiestas nocturnas. Además, según relataron los residentes de la zona, solía llevar a hombres a casa.

Hace unas semanas, durante el Puente de Agosto, un hombre, cuya identidad se investiga, acudió al edificio y estuvo insultando a la víctima y golpeando la puerta exterior del residencial –donde aún se observan los daños-. Algunos vecinos recordaron, asimismo, que el pasado domingo una pareja "con una pinta bastante mala" estuvo merodeando por el trastero de este vecino y montándose en una motocicleta con la que él solía moverse.

Más información

Fotos

Vídeos