Siete intoxicados en el incendio de un piso en Santa María de Gracia

Los bomberos intentan apagar el fuego de la vivienda. /P. L.
Los bomberos intentan apagar el fuego de la vivienda. / P. L.

El fuego, que acabó calcinando el salón de la casa, llegó a salir por la fachada y provocó una densa humareda

LA VERDAD

El barrio de Santa María de Gracia amaneció este miércoles sobresaltado por el aparatoso incendio que se originó en una vivienda y que obligó a atender a siete vecinos por inhalación de humo. El fuego provocó algunos momentos de tensión y de alarma en el vecindario, aunque, finalmente, las llamas pudieron ser contenidas por bomberos del servicio de extinción y salvamento (SEIS) del Ayuntamiento de Murcia. Según explicaron fuentes de Emergencias, dos de los afectados -entre ellos una mujer de 69 años- tuvieron que ser trasladados a hospitales.

El incendio se originó en torno a las 8.30 horas en el primer piso de un edificio de dos plantas de la Calle Mediterráneo, en el citado barrio. El fuego se inició, por causas que aún se investigan, en el salón comedor de la casa y acabó saliendo por el balcón y viéndose por la fachada. Las llamas alertaron a los vecinos, que telefonearon al Centro de Coordinación de Emergencias y este, a su vez, a los bomberos. Según explicaron fuentes del SEIS, hasta la zona se desplazaron 14 efectivos a bordo de cuatro vehículos.

Cerraron la puerta

A la llegada de los bomberos, la mayoría de vecinos habían ya abandonado el edificio por su propio pie y los efectivos colaboraron en el desalojo total del mismo y en las labores de extinción. El salón comedor de la casa donde se inició el fuego quedó totalmente calcinado. El incendio no afectó al resto de la vivienda, pero sí el humo. Esto se debe, según explicaron fuentes del SEIS, a que los propietarios de la casa, antes de abandonarla, tuvieron el buen tino de cerrar la puerta del salón, ya tomado por las llamas. Una decisión que le puso las cosas más difíciles al fuego.

Los bomberos revisaron, además, uno a uno todos los pisos del edificio para descartar que el humo, que al parecer fue muy denso, hubiese provocado más daños.

Hasta la zona se acercó, asimismo, una patrulla de la Policía Local, una ambulancia del 061 y otra del servicio de urgencias. Los sanitarios atendieron a los siete vecinos afectados -cinco mujeres y dos hombres- por la inhalación de humo. Según precisaron fuentes del Centro de Coordinación de Emergencias, una mujer tuvo que ser trasladada al Hospital Morales Meseguer y otro vecino fue conducido al hospital de La Arrixaca para una atención médica más profunda.

Otros sucesos

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos