El incendio en una antigua fábrica de Casillas genera una gran columna de humo tóxico

El fuego ha causado una columna de humo visible desde varios puntos de Murcia. / Martínez Bueso / Vídeo: Ángela Pastor Oliva

La humareda, visible a varios kilómetros, no dejó heridos, pero obligó a cortar calles y hubo que impedir que se acercasen los vecinos

Alicia Negre
ALICIA NEGREMurcia

La gruesa columna de humo negro que provocó el fuego alcanzó tal calibre que era visible desde prácticamente toda la capital y en muchos kilómetros a la redonda -se llegó a apreciar desde Molina de Segura y Fortuna-. Un incendio se cebó en la tarde de ayer con las instalaciones de la antigua fábrica de zumos Rostoy, en la pedanía murciana de Casillas. Por la noche de este martes, un nutrido grupo de bomberos del Ayuntamiento de Murcia seguía trabajando para extinguir el fuego, que no dejó ningún herido, pero sí obligó a la Policía Local y Nacional a cortar algunas calles y a pedir a los vecinos que se mantuviesen alejados de la zona.

Las primeras llamadas alertando del incendio en estas instalaciones, a día de hoy en desuso, llegaron al 112 en torno a las cinco y media de la tarde. Según explicaron fuentes de Emergencias, más de una veintena de testigos dieron la voz de alerta y algunos de ellos explicaron que habían oído explosiones dentro de la nave. Las impactantes imágenes de la nube de humo comenzaron a correr como la pólvora a través de las redes sociales.

La columna de humo, visible tras la Catedral de Murcia.
La columna de humo, visible tras la Catedral de Murcia. / Zuñel Fotógrafos

Hasta la zona se desplazaron 14 bomberos del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) del Ayuntamiento de Murcia, a bordo de seis vehículos, además de efectivos de la Policía Nacional y de la Policía Local y varias ambulancias. Según explicaron fuentes de Bomberos, las llamas afectaron a los paneles de poliuretano que recubrían el muro perimetral de la nave.

Un derivado del petróleo

Fue ese material, derivado del petróleo, el que provocó que la columna de humo fuese tan imponente y, a la vez, tóxica. La falta de viento, sin embargo, facilitó las cosas e impidió que el humo creciese de forma vertical y afectase al vecindario.

Según confirmaron fuentes de Emergencias, ninguna persona resultó herida a causa del fuego, que pudo ser rápidamente controlado, apenas una hora después.

Los bomberos se retiraron a las 20.55 horas dando por extinguido el fuego y llevaron a cabo la revisión de las instalaciones, que quedaron seriamente dañadas. Los vecinos protestaron por el estado de abandono en que se encontraba la nave.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos