Iberdrola iniciará la próxima semana el desmontaje de la línea de alta tensión de El Palmar

Una de las torres eléctricas de El Palmar./Guillermo Carrión / AGM
Una de las torres eléctricas de El Palmar. / Guillermo Carrión / AGM

Está previsto que los trabajos finalicen antes de la primera quincena de septiembre con la retirada de once torres

EPMurcia

Iberdrola iniciará la próxima semana el desmantelamiento de la línea eléctrica aérea de alta tensión a 132 kilovoltios que discurre por la pedanía murciana de El Palmar.

En total, la compañía desmontará once apoyos o torres eléctricas y más de 2.300 metros de línea eléctrica. Está previsto que los trabajos finalicen antes de la primera quincena de septiembre.

De esta manera, la compañía cumple otro hito del denominado 'Plan Murcia', en el que invertirá más de 40 millones de euros, con el objetivo de dotar a la ciudad de unas instalaciones de distribución eléctrica de vanguardia, en modernidad y seguridad, así como capaces de atender las crecientes necesidades de suministro energético de Murcia.

Este plan contempla entre otras actuaciones la construcción de una nueva subestación eléctrica en la zona sur de la ciudad -denominada Murcia y ya finalizada y pendiente de su conexión a la red de distribución-, así como el desmontaje -ahora iniciado- de la línea aérea de alta tensión que discurre por la zona urbana de El Palmar.

La nueva subestación Murcia utiliza tecnología de compactación de última generación, lo que permite reducir significativamente el espacio que ocupa y, por tanto, su impacto visual.

Esta infraestructura se conextó con la existente en El Palmar mediante una nueva línea de alta tensión a 220 kilovoltios en subterráneo -que ya fue construida también-, y que permitió anillar (conectar) ambas subestaciones eléctricas.

Gracias a la construcción de esta nueva línea subterránea a 220 kilovoltios, Iberdrola pudo acometer el inicio del desmontaje de la línea de alta tensión a 132 kilovoltios de la zona urbana de El Palmar, que discurrirá por unos nuevos viales subterráneos que también fueron ya finalizados.

Una vez conectadas las subestaciones eléctricas de El Palmar-Murcia-Espinardo, a través de las correspondientes líneas de muy alta tensión, las posibles incidencias en la red podrán ser suplidas con una alimentación alternativa, mejorando así la fiabilidad del suministro eléctrico.

A ello se suma que gracias a este proyecto, la ciudad de Murcia mejorará considerablemente la fiabilidad del suministro de energía eléctrica y se reducirá el impacto visual de las instalaciones eléctricas, que contarán con un equipamiento de tecnología punta.

Además, una vez en servicio la nueva subestación y su línea alimentadora subterránea de alta tensión, la compañía procederá al inicio del desmontaje de las líneas de alta y media tensión que discurren próximas a la zona de Los Rectores -tres líneas de 132 kilovoltios, una de 66 kilovoltios, y doce líneas de 20 kilovoltios-, tras la obtención de los permisos y autorizaciones pertinentes.

Estas actuaciones, que Iberdrola desarrolla a través de su filial de distribución, son resultado del convenio suscrito con el Ayuntamiento de Murcia, aprobado por unanimidad de todos los grupos municipales del Consistorio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos