Huermur denuncia que la estatua del Conde de Floridablanca se ha quedado manca

La estatua del Conde de Floridablanca, sin la mano derecha./Huermur
La estatua del Conde de Floridablanca, sin la mano derecha. / Huermur

La Asociación para la Conservación de la Huerta y el Patrimonio de Murcia va a presentar una denuncia en la Consejería de Cultura comunicando las numerosas deficiencias detectadas

EFEMurcia

La Asociación para la Conservación de la Huerta y el Patrimonio de Murcia (Huermur) denunció este lunes la desaparición de la mano derecha de la escultura del Conde de Floridablanca, ubicada en el Jardín de Floridablanca.

Huermur va a presentar una denuncia en la Consejería de Cultura comunicando las "numerosas deficiencias detectadas, así como la falta de un protocolo de mantenimiento especializado y de restauración periódica y eficaz para conservar este monumento de la ciudad de Murcia, por parte del Consistorio".

Según algunos testigos de lo sucedido, los hechos tuvieron lugar a mediados de octubre, cuando se produjo la caída de esta pieza de piedra maciza, que comprendía la mano de la estatua así como la pieza que sujeta entre sus dedos.

La mano de la escultura portaba un pergamino de piedra y, según Huermur, "no contaba tampoco la pieza de medida alguna para evitar el deterioro ocasionado por los excrementos de palomas".

Tras la solicitud de Huermur, el jardín fue recientemente declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Jardín Histórico, convirtiéndose así en el primer jardín histórico de la Región de Murcia.

Miembros de Huermur se personaron la semana pasada en el jardín para comprobar los daños de la centenaria escultura, observando que se había quedado manca al desprenderse su mano derecha.

Usuarios del jardín mostraron su preocupación a los miembros de Huermur por el estado del conjunto escultórico, ya que se pudieran seguir produciendo desprendimientos, tanto de la estatua como de su base, donde también se observan pérdidas de materiales, junteos en mal estado y numerosas grietas.

Desde Huermur indicaron que esta histórica escultura del siglo XIX forma una parte muy importante de la historia del barrio carmelitano y de Murcia, pero "a día de hoy presenta un estado de conservación muy deplorable, ya que salta a la vista la falta de mantenimiento por parte del Ayuntamiento de Murcia".

Más información

Fotos

Vídeos