Hacienda licitará en 2018 los 25 millones de las inversiones previstas para este ejercicio

El edil Eduardo Martínez-Oliva y representantes de Cajamar./AYTO.
El edil Eduardo Martínez-Oliva y representantes de Cajamar. / AYTO.

El Consistorio firma la operación de crédito con Cajamar, tras recibir la autorización del Ministerio al Plan Económico Financiero

Manuel Madrid
MANUEL MADRIDMurcia

El Ayuntamiento podrá financiar y licitar las inversiones de 2017 gracias a una operación de crédito que firmó el martes con Cajamar el concejal de Hacienda y Contratación, Eduardo Martínez-Oliva. La rúbrica se ha retrasado hasta el último mes del ejercicio por varias razones. Porque el presupuesto municipal se aprobó en julio, cuando el principal partido de la oposición, el PSOE, acordó con el PP una serie de medidas para incrementar los recursos que gestionan directamente las juntas de barrios y pedanías; porque el Presupuesto no fue ejecutivo hasta el mes de octubre, tras resolverse el periodo de exposición al público sin alegaciones; y porque el Ministerio de Hacienda tenía que dar el visto bueno al Plan Económico y Financiero del Ayuntamiento, tras imputarle la deuda del tranvía a la Administración local. Esa autorización ya se consiguió la semana pasada, y el edil Martínez-Oliva dice que, en ese plan y en los mismos presupuestos, se incluía una operación para financiar las inversiones de 25,5 millones de euros. En su día, se solicitó a diferentes entidades de crédito, presentándose ofertas de 9 bancos dispuestos a prestar 121 millones de euros, casi 5 veces más de lo que se solicitaba. «El viernes pasado nos llegó la autorización del Ministerio para poder realizar la operación, con muy buenos intereses, y desde hoy mismo quedan financiadas las inversiones con cargo al presupuesto de 2017 de las diferentes concejalías. Esto incluye todas las inversiones, que superan los 35 millones de euros en total, ya que va también una cantidad de financiación por venta de suelo».

Estas inversiones son «ejecutables» y se incorporarán al ejercicio siguiente, ya que el presupuesto de 2017 será prorrogado en tanto en cuanto no se apruebe el de 2018, que está ya en negociación entre el Gobierno de Ballesta y PSOE y Ciudadanos, que tienen responsabilidades de gobierno en las juntas municipales. Por tanto, las inversiones previstas en 2017 se tendrán que realizar en el ejercicio siguiente. El edil explica que, para todo proceso contractual, debe garantizarse que haya financiación, por eso se emiten informes desde los servicios de Contabilidad e Intervención, donde se indica que el dinero está retenido para el pliego de condiciones que salga a contratación. «Si no, no puedes sacarlo. Es imposible con el ejercicio corriente financiar las inversiones, porque el dinero de cada contrato que sale a licitación ya está retenido para eso, y, si no fuera por las operaciones de crédito, no habría liquidez porque los ingresos de dinero se hacen progresivamente a lo largo del año, tanto por la vía de impuestos como del Fondo de Compensación Interterritorial. Por tanto, hay liquidez para el gasto corriente, sí, pero no para las inversiones, de ahí que se recurra a préstamos».

Algunas inversiones
Nuevo acceso al cauce del Río Segura
450.000 euros.
Sala Caballerizas
215.000 euros.
Carriles bici
480.000 euros.
Aparcamiento disuasorio de Ronda Norte
250.000 euros.
Ampliación del Museo de la Ciencia y el Agua
200.000 euros.
Centro de Interpretación de La Contraparada
200.000 euros.
Adecuación del margen derecho e izquierdo del río
225.000 euros.
Nuevas infraestructuras en el Parque Oeste
350.000 euros.
Rehabilitación de la Torre Falcón (Joven Futura)
100.000 euros.
Rehabilitación Molino de Funes (Rincón de Seca)
250.000 euros.
Meandros del Río
50.000 euros.
Acequia de El Raal Viejo (Llano de Brujas)
100.000 euros.
Rehabilitación acequia de La Azacaya (Los Dolores)
100.000 euros.
Rehabilitación de edificios históricos
150.000 euros. Rehabilitación Molino del Amor (La Albatalía): 200.000 euros.
Castellar (Churra)
50.000 euros.
Construcción de nuevas bibliotecas
Beniaján (800.000 euros) y El Palmar (300.000).
Ampliación del consultorio médico de Churra
300.000 euros.

Esta situación se repite en todas las administraciones, y por eso los contratistas tienen garantizado el cobro de cualquier servicio que sale a concurso público. Si el presupuesto municipal se hubiera aprobado antes, en marzo, como suele ser habitual -ninguno de los 45 municipios de la Región ha aprobado aún el suyo-, habría dado tiempo a realizar parte de esas inversiones en el ejercicio en curso. Todas las actuaciones del capítulo de inversiones que se están ejecutando en este momento son con cargo a remanente de tesorería de ejercicios anteriores, confirma el edil.

«Todas las administraciones llevan un decalaje porque es imposible darle salida. En 2018 nos vamos a encontrar -incide- con que ejecutaremos inversiones de dos ejercicios, las de 2017 y 2018. Lo que ocurre es que el Ministerio nos obliga a amortizar más deuda de la que pedimos. Ahora hemos pedido 25,5 millones, pero hemos amortizado 27 millones de deuda, por eso se va reduciendo la carga financiera sobre el Ayuntamiento, y estamos amortizando más deuda que nunca». Si no fuera por la imputación de la deuda del tranvía, el Consistorio tendría un nivel de endeudamiento del 37%. «Con el tranvía es del 85%». Como Murcia supera el 75%, debe presentar Plan Económico-Financiero. «Es un plan sin medidas, porque el Ministerio sabe que la deuda del tranvía no es nuestra, y por eso no nos imponen medidas como en Madrid, donde no se lo aprueban porque tienen que recortarse 300 millones».

Más

Temas

Murcia

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos