Hacienda confía en que la aprobación del Presupuesto no pase del mes de febrero

Eduardo Martínez-Oliva /LV
Eduardo Martínez-Oliva / LV

El edil Martínez-Oliva confirma que llegará a los 410 millones con el límite que fija el Estado para las inversiones y para el gasto corriente

Manuel Madrid
MANUEL MADRIDMurcia

Los presupuestos municipales de 2018 ya están en cocción. El equipo de gobierno está negociando con uno de los grupos de la oposición -Ciudadanos- para intentar cerrar un acuerdo satisfactorio que conduzca a la aprobación de las cuentas del Ayuntamiento para el mes de febrero. Estas son las previsiones más favorables que maneja el concejal de Hacienda y Contratación, Eduardo Martínez-Oliva, quien explicó ayer a 'La Verdad' que todos los grupos políticos han caído en la cuenta de que no tiene sentido que el Presupuesto se retrase, como ocurrió este ejercicio, hasta el mes de julio, lo que ha hecho que prácticamente no se hayan podido ejecutar las inversiones acordadas para 2017.

Martínez-Oliva considera que el próximo año será «clave» para este mandato, puesto que van a estar ejecutándose al mismo tiempo dos presupuestos, ya que este año 2017 prácticamente se ha funcionado con el presupuesto prorrogado de 2016. El documento sobre el que trabaja el Equipo de Gobierno prevé los incrementos que marca el Ministerio de Economía y Hacienda para las administraciones locales: 0,5% de aumento en el gasto corriente y 2% de subida en el capítulo de inversiones. De esta forma, el Presupuesto municipal podría ronda los 410 millones de euros, un máximo histórico, ya que este ejercicio al final lo presupuestado han sido 408 millones. El de 2016 ascendía a 406 millones.

+0,5%
es el incremento máximo que el Estado permite para los ayuntamientos en gasto corriente.
+2%
es el porcentaje máximo que se contempla de incremento en los presupuestos para inversiones.

El Plan Económico-Financiero presentado por el Ayuntamiento al Ministerio, que ha sido ya aprobado, incluye esos incrementos. Según Martínez-Oliva, el hecho de que haya entrado en vigor tan tarde este año el presupuesto ha dado lugar a un retraso en las inversiones, pudiéndose ejecutarse a lo largo de 2017 las que iban con cargo a remanentes de tesorería y las que estaban contempladas en el ejercicio 2016.

En 2018 se ejecutarán las inversiones del ejercicio en curso y las de 2017 que no se han podido llevar a cabo

Por tanto, en 2018 nos encontraremos con partidas de dos anualidades que deben ejecutarse, además de los 14 millones destinados a inversiones extraordinarias. «La administración tiene su complejidad y hay proyectos que traspasan la legislatura. Por ejemplo, la recuperación de San Esteban y de la Cárcel Vieja llevan tramitación especial, ya que en el primer caso es un BIC y es preceptivo un Plan Director, y en el segundo hay un concurso de ideas y están cumpliéndose los plazos. Son proyectos lanzados y que, en algunos casos, estarán en obras en 2018. Lo mismo ocurre con la peatonalización de Alfonso X y con el plan de Murcia Río y la recuperación del patrimonio de la huerta».

El responsable de Hacienda recuerda que, además, hay unas limitaciones para la incorporación de personal que hace que muchas veces la administración se atasque y no pueda funcionar como se espera. «Si terminamos este año en estabilidad presupuestaria y cumpliendo la regla de gasto, que estamos convencidos de que vamos a hacerlo, no va a ser necesario que presentemos un Plan Económico Financiero para 2018». Además, cita que se prevé un incremento de las transferencias del Estado a las administraciones regional y local. La Comunidad Autónoma, por ejemplo, prevé compensar la bajada del impuesto especial de donaciones y sucesiones con un mayor ingreso de impuestos estatales que cobra el Estado y que luego se devuelven a los territorios. «En este sentido, nosotros en el Ayuntamiento esperamos que haya un incremento sobre los impuestos que recauda el Estado por bebidas alcohólicas, tabaco e hidrocarburos, pero todavía desconocemos en qué cantidad. Eso lo sabremos cuando se aprueben los Presupuestos Generales del Estado, que este año salieron adelante también muy tarde, en julio, lo que incidió también en que se retrasasen los presupuestos de la Comunidad y del Ayuntamiento y que afecta a municipios grandes donde es importante la carga inversora del Estado».

14 millones extra en pedanías

El Ayuntamiento tendrá que ejecutar en 2018 los 14 millones de euros del plan de inversiones extraordinario para pedanías, una exigencia del anterior portavoz socialista, José Ignacio Gras, que no fue respaldado por la dirección regional ni por la mayoría de agrupaciones, pese a que era una reivindicación de los pedáneos, y que Rafael González Tovar se atribuyó como propia cuando Gras tiró la toalla al no sentirse amparado por su partido. PP, PSOE y Ciudadanos han realizado las propuestas para las juntas que gobiernan, y Urbamusa está realizando una valoración de los proyectos y está contemplado que reciba también la encomienda de gestión de las obras cuando salgan a licitación y resulten adjudicadas. Martínez-Oliva indicó que, de esos 14 millones, el PSOE gestionará el mayor porcentaje, 5,3 millones, ya que gobierna en pedanías con mayor número de población; el PP gestionará 4,3 millones en las juntas que tiene bajo su tutela, y Ciudadanos, 4,2 millones. No todos los proyectos serán financiados, ya que habrá que hacer una selección. «Hay proyectos de todo tipo. Obras en vía pública, adecuación de locales, construcción de centros nuevos -como por ejemplo el centro municipal polivalente de Llano de Brujas, el proyecto estrella que presentó el PP-, de alumbrado y también de atender peticiones de adquisición de suelo donde no hay. Todo esto se está valorando en este momento, y habrá que tomar una decisión sobre los que son prioritarios en cada lugar». Deben tenerse en cuenta los informes de valoración de los servicios correspondientes, ya que, por ejemplo, no todos se podrán llevar a término por cuestiones peregrinas como la no disponibilidad de suelo.

El PSOE lamenta que el Gobierno municipal rechace en los presupuestos para 2018 la enmienda presentada para acometer el arreglo de la calle Mayor de Puente Tocinos (F-2), «la arteria principal de comunicación» con Murcia de pedanías como Puente Tocinos, Llano de Brujas, Santa Cruz y El Raal». Según el partido, su estado de deterioro es lamentable.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos