«La gente fue muy hospitalaria y nos trataron genial»

Rubén Martínez. 23 años

Rubén fue voluntario europeo gracias al programa SVE de la Unión Europea. Su proyecto, de un mes de duración, tuvo lugar en un pequeño pueblo de Finlandia a cuatro horas de Helsinki. El objetivo de su voluntariado fue la construcción de una calzada natural en el bosque adaptada para minusválidos. Aunque admite que al principio tuvo reparos por comunicarse en otro idioma, pudo relacionarse perfectamente tanto con los demás voluntarios como con los vecinos del pueblo, de quienes le sorprendió la amabilidad con la que les acogieron al llegar.

Fotos

Vídeos