Enfrentamientos entre los manifestantes y los antidisturbios en Ronda Sur

Policías cargan contra los manifestantes. / NACHO GARCÍA / AGM

Los agentes han cargado contra algunos vecinos después de que les lanzaran piedras y botellas | La Policía ha desplegado un dispositivo para impedir que los vecinos ocupen el paso a nivel de Santiago el Mayor donde anoche hubo un desalojo por la fuerza por parte de los antidisturbios que acabó con varios heridos

Raúl Hernández
RAÚL HERNÁNDEZ

Varios cientos de manifestantes que se encontraban concentrados junto al paso a nivel de Santiago el Mayor trasladaron su protesta hasta la avenida Ronda Sur tras el dispositivo de la Policía Nacional establecido desde las 19.30 horas que les ha impedido ocupar las vías.

Los vecinos llegaron a cortar la avenida. Hasta allí acudieron varios furgones de Policía quienes les dispersaron cargando contra ellos después de que les lanzaran piedras y botellas. La multitud volvió al paso a nivel, para poco después regresar a Ronda Sur donde volvió a cortar el tráfico. Allí, regresaron unos diez furgones de la Policía con treinta agentes quienes sobre las 00.00 horas abandonaron el lugar y con ellos, se marcharon los manifestantes.

Desde las 20.00 horas, unas 3.000 personas se congregaron por cuarto día consecutivo para mostrar su rechazo a las obras del AVE y en favor del soterramiento.

Siete furgones de la Policía Nacional hicieron acto de presencia a las 19.00 horas en el lugar de la protesta para cortar el acceso a las vías y evitar que fueran ocupadas. Los congregados quedaron de esta manera divididos en dos, una en la parte de Torre de Romo y la otra en Santiago el Mayor.

La manifestación se desarrolló durante las primeras horas con tranquilidad y en un ambiente festivo. Sin embargo, varios vecinos llegaron a reprochar a los agentes que no les dejen cruzar de un lado al otro por el paso a nivel para ir a sus casas. Poco después, sobre las 22.30 horas, los concentrados de un lado de las vías se dirigieron hacia La Glorieta de España, donde llegaron a cortar el tráfico en el Puente de los Peligros.

Por su parte, el colectivo concentrado en la parte de Santiago el Mayor se dirigió hacia la Avenida Ronda Sur donde también cortaron la vía en ambos sentidos de circulación y donde se produjeron varios enfrentamientos con los agentes desplazados hasta allí para disuadirlos. En este punto se produjeron lanzamientos de piedras y botellas, así como a lo que los antidisturbios respondieron con cargas policiales y el uso de las porras. La multitud no se disolvió hasta las 00.30 horas, cuando los agentes abandonaron el lugar.

Heridos y detenidos en el desalojo a la fuerza

La concentración de este viernes es la cuarta consecutiva de las convocadas por la Plataforma Pro-Soterramiento de Murcia para protestar por los planes del Gobierno de España en relación a las obras del AVE.

En este caso, la movilización se desarrolla después del polémico episodio de este jueves, en el que la Policía Nacional desalojó a los manifestantes a las 21.30 horas debido a que había dos trenes que no podían salir, según fuentes policiales.

No hubo detenidos pero si decenas de heridos, según la Plataforma, la mayoría con magulladuras y hematomas como consecuencia de ser arrastrados por el suelo. Entre los heridos, el más graves era un hombre con una luxación de hombro y otro con la espalda con quemaduras.

Diez días de protestas

La Plataforma Pro Soterramiento inició nuevos actos de protesta el pasado 5 de septiembre con una acampada vecinal en un parque cercano a las vías tras la inminente colocación de un muro de cinco metros de altura y varios metros de longitud, que «nos aislará de la ciudad» según anunciaba el cartel de la convocatoria.

Las protestas se recrudecieron en la madrugada del martes 12 de septiembre cuando unos encapuchados prendieron fuego a dos excavadoras que realizan trabajos en las obras del AVE. Con este clima, y durante un día festivo en la ciudad, los manifestantes protagonizaron por la tarde una de las concentraciones más multitudinarias con la asistencia de unas 3.000 personas.

Tras esta jornada intensa y a pesar de no estar programado por la Plataforma, los vecinos volvieron a concentrarse al día siguiente y fue pocas horas después cuando, según ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, de visita a Murcia, se produjo otro acto vandálico. Esa noche del miércoles, sobre las 00.10 horas, se detectaron «importantes problemas de funcionamiento» en los desvíos de las conexiones ferroviarias y se acudió a las vías, «encontrándose restos de ladrillo y cemento que podían producir una desgracia».

Tras este suceso, el titular de Fomento ya advirtió el jueves que había dado instrucciones a la Delegación del Gobierno para que se interviniera si volvía a producirse una situación así ya que se ponía en peligro la seguridad ciudadana.

Por la mañana, De la Serna no convenció a la Plataforma, que anunció que mantendría sus reivindicaciones, según dijo el portavoz de este colectivo, Joaquín Contreras, al término de la reunión que mantuvieron en la sede de la Delegación del Gobierno. Los argumentos del ministro y del presidente de Adif, Juan Bravo, no persuadieron a la Plataforma que reiteró que continuarían con las concentraciones.

Fotos

Vídeos