La Verdad

La quema de la sardina se alargó hasta casi las 2 de la madrugada

Momento en que la sardina ardió frente al antiguo hotel Victoria.
Momento en que la sardina ardió frente al antiguo hotel Victoria. / J. C.

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

La quema de la sardina estaba programada para la una de la madrugada. Sin embargo, debido al retraso que acumuló el desfile por la concentración de personas afectadas por el timo de las sillas en el entorno de El Carmen, el malogrado pescado no pudo arder hasta la 1.45 de la madrugada. Para entonces, millares de personas se agolpaban en Martínez Tornel. Al final ardió, porque de eso no se libra ni la sardina más popular. Entre lágrimas, como es habitual, con una mezcla de cansancio y emoción, empezó el fuego que pone fin a las Fiestas de Primavera. El alcalde Ballesta, Doña Sardina, el Gran Pez y el presidente de la Agrupación, Gregorio González, encendieron la mecha que prende la llama en el catafalco que presidía Martínez Tornel desde el miércoles. Las lágrimas asomaron en muchos rostros. Los sardineros terminaron ya en la madrugada del domingo exhaustos por la intensa fiesta, pero satisfechos. El fuego redujo a cenizas a la sardina que revivirá el año que viene por estas fechas aunque, como siempre, con su sentencia de muerte escrita.