La Verdad

No cabía un alfiler en La Fica

El recinto de La Fica acogió el festival La Repanocha, que se llenó de gente dispuesta a pasar un día a lo grande con música, juegos y barras de comida bajo una gran carpa.
El recinto de La Fica acogió el festival La Repanocha, que se llenó de gente dispuesta a pasar un día a lo grande con música, juegos y barras de comida bajo una gran carpa.
  • Muchos jóvenes se desplazaron hasta el recinto ferial para hacer botellones y disfrutar de la música, aunque la zona de La Merced también estuvo a reventar. Una riña multitudinaria en el jardín de La Fama acaba con una chica herida tras recibir golpes y patadas en la cabeza

El día prometía. La buena temperatura de primera hora de la mañana parecía una premonición. Miles de murcianos y turistas se desplegaron ayer por los principales espacios públicos de la ciudad para festejar el día grande de la huerta. La Fica, donde se celebró La Repanocha, y el jardín de la Constitución y La Merced fueron las zonas elegidas por la gente joven para brindar, bailar y disfrutar. La otra novedad fue que el Ayuntamiento consiguió reducir los botellones en los jardines del Salitre y La Seda. Las atracciones infantiles y la gran presencia de familias provocaron que los jóvenes optaran por moverse a otras zonas más discretas para beber.

El jolgorio arrancó a las doce del mediodía, cuando miles de huertanos se dirigieron al centro para empezar con el aperitivo. Alfonso X, la plaza Romea, Santo Domingo y las tascas fueron los lugares más concurridos. Además, las barracas, que también se llenaron de gente a la hora de comer, fueron otro de los atractivos en el Día del Bando. Y hubo más de uno que se quedó sin poder sentarse por la gran afluencia de gente.

Donde no cabía un alfiler fue en el recinto ferial La Fica, que a las tres de la tarde estaba literalmente repleto de jóvenes de entre quince y veinte años haciendo botellones y moviendo el cuerpo bajo una carpa. «Aquí se está muy bien porque podemos hacer lo que nos dé la gana», se decían un grupo de amigos. Otros, en cambio, criticaron que «lo peor de este sitio es la música que ponen, que es muy mala y a la mayoría de nosotros no nos gusta».

En el jardín del Salitre y en La Seda se congregaron los más pequeños con sus padres. «Esto ha pegado un gran cambio. Hace unos años, estos parques estaban llenos de borrachos, y ahora podemos venir con nuestros hijos a pasar el día», confesaban Maite y José, un matrimonio acompañado de sus dos hijos.

El público adulto y con ganas de fiesta, tal y como viene siendo habitual, se decantó por la zona de la Universidad. «Ahora nos vamos para las tascas, porque es el mejor sitio para tomarse unas copas», señaló un grupo de estudiantes. Alrededor de la calle Victorio se concentraron miles de personas junto a la galería T20.

240 asistencias

Desde el inicio del dispositivo hasta las 22 horas se realizaron 240 asistencias por Gerencia 061, Cruz Roja y Protección Civil de Murcia, todas ellas dirigidas y coordinadas por el 061. Destacaron 93 asistencias por intoxicación etílica, de las que solo 26 necesitaron traslado médico y el resto fueron asistidas en los hospitales de campaña. El mayor numero de asistencias fue entre las 14 y las 16 horas con 50. Y la franja de edades más común fue entre los 18 y 35 años. En el 112 se recibieron 159 llamadas y 126 asuntos relacionaos con el Bando, frente a las 123 llamadas y 98 asuntos del año anterior. Una chica de 22 años tuvo que ser atendida por politraumatismos tras recibir diversas patadas y golpes en la cabeza en una pelea multitudinaria sobre las 18 horas en el jardín de La Fama.