La Verdad

Mónica y Paula se despiden a lo grande

fotogalería

Las Reinas de la Huerta y su corte de damas, ayer, sobre el escenario del Romea en el acto de despedida de su reinado. / Alfonso Durán / AGM

  • 'Un año de reinado' fue la gala para decir adiós a las Reinas de la Huerta y sus cortes de honor. Los Parrandboleros ofrecieron un concierto con los temas más populares para homenajear a Murcia y sus huertanas

No podía haber comienzo más murciano que el que protagonizaron los Parrandboleros en la gala de despedida de las reinas de la huerta en el Teatro Romea. Era una sorpresa y, en cuanto comenzaron a cantar, el público se puso a aplaudir. El grupo se marcó un concierto de más de cuarenta minutos cantando temas que ensalzaban el sentimiento murciano. Para terminar, llamaron a las reinas de la huerta, Mónica Jimeno y Paula Cánovas, para cantar, con ellas en el escenario, el Bolero a Murcia. Las dos escucharon el tema abrazadas y emocionadas mientras el público tarareaba tan querida canción. Pero, cuando parecía que el concierto acababa, sonaron esos acordes que ponen a todo murciano en alerta. El 'Canto a Murcia' fue el broche de oro que los Parrandboleros quisieron poner a su intervención en la despedida de las reinas huertanas.

En pie, ante el cortejo

Superada la apoteosis musical, comenzó la despedida. La presentadora, Encarna Talavera, pidió, una a una, a las damas, tanto mayores como infantiles, que subieran al escenario. El cortejo terminó con la invitación a las reinas. Paula Cánovas subió acompañada del concejal de Fiestas, Jesús Pacheco, y el presidente de la Federación de Peñas Huertanas, Juan Pablo Hernández. Mónica Jimeno, que levantó a un emocionado público de sus asientos, llegó arropada por el alcalde, José Ballesta.

El presidente de las peñas intervino entonces para agradecer a las reinas su trabajo como embajadoras de Murcia y se confesó emocionado ante la despedida. «Gracias por amar tanto como amáis a esta tierra», les dijo. Le siguió el primer edil, que se aventuró con unos versos de Vicente Medina para despedir a las reinas y sus damas.

Llegó el turno de las protagonistas de la noche. Las pequeñas, las catorce damas de la corte infantil, leyeron un discurso conjunto, dividido en catorce partes, repasando todas juntas su año de reinado y recordando los sentimientos vividos. Las damas mayores también quisieron mostrar su agradecimiento y su felicidad por todo lo que han podido disfrutar en los últimos doce meses.

Y apareció Paula, la pequeña, que entre divertida y sentida, leyó un emotivo discurso de despedida. «Se me ha pasado el año volado», aseguró. «Sois las damas que siempre quise tener», le dijo a su corte de honor. Y a Mónica Jimeno le confesó que «hay algo especial entre nosotras, un hilo que nos conecta». Una emocionada Reina de la Huerta contestó todas las palabras recibidas con el sentimiento esperado.

Mónica no pudo reprimir las lágrimas mientras leía. «Con 20 años cumplía uno de mis sueños, ser coronada de azahar en este mismo escenario». Repasó la Reina sus mejores momentos y tuvo palabras de agradecimiento para todos los que han estado durante su reinado junto a ella. «Murcia ha sido mi propósito como reina», aseguró, salpicada en lágrimas.