La Verdad

Reventón huertano

vídeo

Huertanos, en el desfile del Bando. / G. Carrión / AGM

  • Nuevos elementos, un recuperado recorrido de antaño y un mayor control en el protocolo de los participantes fueron la nota característica del Bando de la Huerta

Completa tus looks con complementos urbanos a precios increíbles

Hasta 90%

Homewear para hombre y mujer

Hasta 70%

Marca española en moda pre-mamá

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Diversión para todas las edades!

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección moda técnica para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

Relojes de pulsera de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Murcia es una ciudad privilegiada porque no necesita puertas para viajar en el tiempo y conocer la forma de vida de sus ancestros. Con asomarse a la Gran Vía es suficiente para saber que la huerta estaba plagada de hombres y mujeres valientes que se dejaban la piel trabajando el campo y cultivando los mejores productos de Europa. Con echar un vistazo a lo largo de todo el recorrido del desfile que tuvo lugar este martes por las calles de la ciudad se puede uno hacer una idea de cómo era la forma de vida de los murcianos del ayer, los que han forjado al murciano de hoy y que seguirán dejando su impronta en el murciano del mañana. Porque el Bando es eso, es recordar, conocer esa forma de vida, entender el porqué de aquellos huertanos y saber que gracias a ellos Murcia es hoy la que es.

FOTOS

  • La huerta toma la ciudad

  • Limones y longaniza desde las carrozas

  • Consigue este miércoles gratis con 'La Verdad' el álbum de fotos del Bando

El desfile del Bando se anunció largo, serio y renovado. Se pretendía romper con la imagen de años anteriores, cuando abundaba cierto desorden y no se respetaba el protocolo. La Federación de Peñas Huertanas quiere dar más importancia a este desfile que es el acto central del día del Bando de la Huerta y ha comenzado estableciendo ciertas normas. Ya no se oyeron sevillanas en ninguno de los carros que salieron en la comitiva. Tampoco se vieron chicas ataviadas con el traje de chico. Los carros eran los reglamentados, los que la Federación considera que son típicos de Murcia. Y las carrozas lanzaron solo productos típicos de la huerta de Murcia. Las normas se cumplieron, el tiempo respetó y el Bando pasó la prueba con dignidad.

Los gigantes son un clásico de este desfile, y no pueden faltar abriendo el cortejo. Pero con ellos, en esta ocasión, iba un grupo de cabezudos diferentes, ya que eran naranjas y limones, productos imprescindibles para entender la huerta de Murcia. Una cesta gigante, de esas que usaban las señoras para salir a hacer la compra, circuló sobre dos ruedas, plagada de productos del campo. Tras ella los integrantes de El Celemín bailando jotas y parrandas, festejando que Paula Cánovas, su Reina Infantil, lo es también de toda la huerta murciana.

El olor a gasolina hacía prever su llegada desde metros antes de que hicieran aparición. Las motos 'Gucci' no pueden faltar en el Bando y lucir su chasis y correcto funcionamiento ante todos los espectadores. La carroza de panochas con 'huertanicas' encima es otro de los elementos clásicos que también salieron en el desfile de este martes. La leche antes se repartía en bicicleta y recién ordeñada y así lo hicieron este martes los lecheros sobre sus dos ruedas.

Regreso de los Novios de Patiño

Volvieron por la puerta grande. En cabriolet desfilaron los conocidos Novios de Patiño. Huertanos vestidos de lujo dispuestos a contraer matrimonio, acompañados de sus padrinos y destilando amor por todo el desfile. No hay desfile sin Bando Panocho y sobre la carroza del 'perráneo', los presentes pudieron oír el texto que Emilio Soler recitó con gracia y simpatía. La vestimenta de antaño tuvo su mejor ejemplo con la asociación etnográfica La Hijuela, cuyos integrantes lucieron espectaculares trajes del siglo XVIII, dando ejemplo de la corrección y la elegancia para vestir el traje tradicional.

Los animales tienen un protagonismo especial en la comitiva pues es gracias a ellos que los huertanos han podido trabajar y alimentarse durante siglos. Un grupo de ocas amaestradas, una reala de burros, la cuadra de la barraca con gallinas, pollos o cabras, la carroza de los gusanos de seda o los caballos que tiraban de los carros fueron un ejemplo de la forma de trabajar de estos seres. Por ellos se cambió el recorrido del desfile que este martes no pasó por el Puente de los Peligros y volvió a su camino inicial, el Puente de Hierro, para que los animales no se estresaran al subir y bajar la cuesta del Puente Viejo. Aun así, en la plaza Martínez Tornel un burro resbaló y cayó y a otros les tuvieron que reducir el peso de sus carros.

No todos los murcianos de antes se dedicaban a las tareas de la huerta. Había oficios como el del barquillero, el pastelero, el frutero, el floristero, las lavanderas, el retratista o el escobero. Todos desfilaron este martes ante el público con una muestra de sus productos. Tras ellos iban los carros, todos autorizados, llevando aperos de la huerta, ladrillos ramas de olivo o garrafas de vino. Gracias a las peñas El Carro, El Carro-Carruaje y Los Carretilleros, los asistentes pudieron ver carros antiguos como los que circulaban hace décadas por los carriles de la huerta.

Carrozas realistas

Las carrozas costumbristas destacaron por su realismo. Empezó la de la menta, que reparte un aroma inigualable por todo el desfile. El alfarero fue una de las novedades de este año y circuló mientras amasaba y moldeaba el barro para hacer una tinaja. Las bolilleras, los panaderos, la matanza, la noria... fueron la foto en color de las escenas ya pasadas. Desde una sera de habas gigante fueron lanzando habas a todos los que vieron el desfile. Y desde la carroza de los troveros, los Cardosos y el Tío Juan Rita improvisaron sus coplas con la simpatía y la creatividad que les caracteriza.

De fondo sonaban pasodobles. Se acercaban las reinas, primero las pequeñas, con Paula Cánovas en lo más alto, saludando con la cara de pilla que le caracteriza y dando cuenta de toda sus simpatía. Después las mayores, Mónica Jimeno y sus damas fueron la representación más fiel de la belleza y el saber estar de la mujer murciana. A su paso, los más correctos se pusieron de pie. A las reinas se les aplaudió y se les gritó guapa con fuerza. Ellas no dejaron de saludar y sonreír en todo el recorrido.

Pero si algo exalta la huerta son sus productos. Y muchos de ellos llovieron por el cielo de la ciudad al paso de las carrozas de las peñas. Limones, trozos de longaniza, morcillas, sobrasadas, lechugas, bocadillos, naranjas, coles... Todo lo que un murciano pueda esperar cayó este martes de la mano de los huertanos que emocionados regalaron el fruto de su trabajo a todos los asistentes. El público ahí sí que se puso en pie de forma generalizada, perdió la compostura y se lanzó con las manos en alto para coger todo lo posible. La huerta voló por los aires. Con estas carrozas terminó el primer desfile de la nueva directiva, que promete cambios progresivos hasta terminar de convertirlo en un cortejo adecuado y digno para el Bando. El de este martes fue un importante primer paso.