Las federaciones de vecinos se posicionan ante la obra del AVE

La liderada por Martín Osuna, que representa a 16 asociaciones, apoya que sigan las protestas de la Plataforma, y la de José Luis Marco pide que se deje trabajar a Aldesa

Manuel Madrid
MANUEL MADRIDMurcia

La Federación de Asociaciones Vecinales de Barrios y Pedanías de Murcia ha anunciado su voluntad de cobrar más protagonismo en la escena local, un año después de su fundación. En este tiempo se han integrado en el proyecto 16 entidades, hay otras cuatro en vías de incorporarse, «pero tenemos contacto con 35 asociaciones», confirma el presidente, Martín Osuna, ingeniero técnico de IBM y exvocal del PSOE en la Junta Municipal de San José de la Vega. El movimiento vecinal en el municipio de Murcia tiene, por tanto, tres federaciones.

La más antigua, la Federación de Asociaciones de Vecinos de Murcia y Comarca (Favemur), que está casi desarticulada; la Federación de Asociaciones de Vecinos del Municipio de Murcia (FAV-Murcia), que preside José Luis Marco, ex director general de Artesanía con el PP, que cuenta con representación en el Consejo Social de la ciudad y que ha experimentado un crecimiento en los últimos años coincidiendo con el surgimiento de entidades nuevas, y la Federación que preside Martín Osuna, a la que se han sumado asociaciones tradicionales y otras nuevas que no se sentían representadas por ninguna de las existentes. En la de Osuna está de tesorero el exedil socialista José Antonio García Baños.

Impulsar el asociacionismo en el municipio e incidir en aspectos claves, como el transporte público, la seguridad ciudadana, la sanidad y la educación son los principales objetivos de la federación de Osuna, que mostraba hace unos días su apoyo incondicional a la Plataforma Pro Soterramiento por sus 30 años de «justa reivindicación» y por sus convocatorias de protesta y cualquier otro acto que refuerce esa exigencia. «Queremos significar nuestro rechazo a los colectivos que tratan de ningunear y desprestigiar a la Plataforma», decía el comunicado, que podía interpretarse como una respuesta al colectivo de José Luis Marco, que ha lanzado el manifiesto 'Soterramiento. Esta vez sí' para apoyar que se deje trabajar a la empresa adjudicataria y se abandone cualquier protesta de corte violento, a fin de evitar que Aldesa renuncie al contrato.

Osuna expone que el movimiento que representa reivindica «una ciudad sin muros» y lamenta la campaña de «desprestigio» de la Plataforma, a la que alaba por su actitud «ejemplar y encomiable». Esta federación también tiene previsto solicitar su entrada en el Consejo Social de la ciudad, y actuar «allá donde sea» para combatir «el ninguneo al pueblo» desde las administraciones. «No queremos ser protagonistas de nada, pero sí vamos a intentar recuperar un sentimiento ciudadano y apoyar todas las causas razonables y legales».

Más

Fotos

Vídeos