Famdif se ofrece a realizar un estudio actual de accesibilidad a las viviendas

Una mujer en silla de ruedas, ayer, en la calle Santa Teresa, donde se aprecia el bordillo alto en el acceso a la casa Díaz Cassou./Alfonso Durán
Una mujer en silla de ruedas, ayer, en la calle Santa Teresa, donde se aprecia el bordillo alto en el acceso a la casa Díaz Cassou. / Alfonso Durán

Considera que el hecho de que no haya ningún informe al respecto es un obstáculo para aplicar las medidas correctoras que impone la legislación

Manuel Madrid
MANUEL MADRIDMurcia

Las comunidades de vecinos tienen obligación legal de adecuar los edificios a la Ley General de las Personas con Discapacidad y su Inclusión Social, pero hasta ahora la mayoría están haciendo oídos sordos. La Federación de Asociaciones Murcianas de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (Famdif) lamenta que no haya ningún estudio a nivel regional sobre la situación de la accesibilidad del parque de viviendas en la Región, pese a ser reiterada su petición, ya que, según esta organización presidida por Carmen Gil, permitiría hacer un diagnóstico actual y se podrían aplicar medidas correctoras que garanticen el cumplimiento de la normativa.

Famdif entiende que el reconocimiento del derecho de accesibilidad universal y las leyes para la eliminación de todas las barreras no sirven si no pueden cumplirse. Una de las razones por las que actualmente la mayoría de comunidades de propietarios incumplen la Ley de Accesibilidad es, según esta entidad, la falta de acuerdo de las comunidades de vecinos. «La principal dificultad que encuentran las personas con discapacidad o mayores de 70 años es la necesidad de acuerdo por mayoría para ejecutar las obras cuando los costes de estas superan las doce cuotas ordinarias de gastos comunes, una vez descontadas las ayudas públicas», apunta la presidenta de Famdif, que representa a 16 asociaciones, 12.400 socios y 300 voluntarios. «No obstante, cuando el coste no excede de las doce mensualidades todos los vecinos del inmueble están obligados a cubrir dicho gasto, y si lo supera y no existe consenso está en manos del solicitante pagar el excedente al presupuesto anual».

La Oficina Técnica de Accesibilidad de Famdif (OTAF) dispone de un servicio gratuito especializado de información y asesoramiento técnico, vinculado a la redacción de informes técnicos con propuestas de mejora en los inmuebles y elementos comunes. En los últimos ejercicios se han realizado una media de en torno a un centenar de gestiones e informes en materia de accesibilidad.

La falta de acuerdo entre las comunidades vecinales es «la principal dificultad» para adecuar los bloques

La Oficina de Accesibilidad de Famdif entiende que el estudio del parque de viviendas actual es conveniente, toda vez que incluso se incluyó en el Libro Blanco de la Construcción de la Región (2015-2025), ya sea a través de esta federación o por medio de la administración, «puesto que es muy difícil plantear acciones de mejora sin conocer la situación existente». Famdif, a través de un comunicado, muestra su disposición a comenzar el proyecto.

La batalla por conseguir una accesibilidad plena se libra también en las redes sociales, donde con motivo de la entrada en vigor el pasado 4 de diciembre de la Ley de Accesibilidad Universal se ha lanzado la cuenta @MurciaAccesible «para visibilizar establecimientos, servicios y bienes inaccesibles en la ciudad de #Murcia». Cada día hay alusiones a edificios que no se ajustan a la legislación, y llama la atención que incluso los locales de nueva apertura no estén adaptados. Con el 'hashtag' #AccesibilidadYa se están dirigiendo a todos los establecimientos que no cuentan con instalaciones accesibles para preguntarles si piensan tomar medidas. Citan el caso de un hotel que anuncia entre sus servicios el acceso a discapacitados, pero que, sin embargo, no cuenta en realidad con total accesibilidad. También se quejan de que tampoco se puede entrar con silla de rueda a determinados cajeros.

Temas

Murcia

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos