«Para ejercer las funciones de policía local no hace falta ser un armario»

Ángel Marín, el pasado miércoles, en el cuartel de la Policía Local del Infante./Nacho García / AGM
Ángel Marín, el pasado miércoles, en el cuartel de la Policía Local del Infante. / Nacho García / AGM

Ángel Marín Sánchez Inspector Jefe de la Policía Local de Murcia. A punto de jubilarse porque cumple 65 años el día 14, admite que en las bases de la próxima oposición deberían eliminar el requisito de la altura mínima

María José Montesinos
MARÍA JOSÉ MONTESINOSMurcia

Después de tres décadas como inspector jefe de la Policía Local, Ángel Marín está a punto de jubilarse. Cumplirá 65 años esta próxima semana, el día 14, pero dejará la jefatura el día 22 porque fue la fecha en que le inscribieron como oficial en Murcia, hace 31 años. Nació en 1953 en Almaciles, pedanía de La Puebla de Don Fadrique, en la provincia de Granada. Está casado y tiene tres hijas. Ninguna ha seguido la vocación del padre.

-Le gustan mucho los toros. ¿Es cierto que quiso ser torero?

-Me gustan, sí (risas). Cuando era un niño, con 12 o 13 años, me llamaban la atención, veía corridas en televisión y, a veces, íbamos a Huéscar a ver alguna novillada. Me gustaba la forma de torear, la estética del toreo, además me llegó de oídas que era una profesión donde se ganaba mucho dinero (más risas). En Murcia voy a todas las corridas que puedo. Al principio me gustaban, aunque no entendía, pero tuve un buen asesor, Eduardo González, jefe de servicio de la Concejalía de Salud, y con él pude aprender algo.

-Se llevó un susto de pequeño jugando con las balas. ¿Cómo fue?

-En el trastero de mi casa me encontré unas balas y me llamaron la atención. Me tumbé en el suelo y me puse a jugar con la bala en la boca. De improviso, me la tragué y me asusté mucho. Tendría 6 años. Salí gritando a la calle diciendo que me moría y me cogió una tía mía y me calmó. [La bala pasó por el esófago y el estómago y buscó salida por el duodeno]

-¿Por qué vino a Murcia?

-En Granada era teniente del Ejército del Aire y lo compaginaba con estudios de Derecho. Anteriormente había estudiado Filosofía y terminé la especialidad de Filología Francesa en Murcia. Cuando acabé la carrera de Derecho en Granada, vi en los boletines que estaban convocando plazas de policía y que había una de oficial en Murcia. [Su mujer, Loli, es de Caravaca de la Cruz aunque la conoció en Almaciles, adonde fue a pasar una Navidad con unas amigas]. Me lo tomé en serio, me presenté al concurso oposición libre y gané la plaza.

«De pequeño quería ser torero. Me gustaba ver las corridas y, además, llegó a mis oídos que se ganaba mucho dinero»

-¿Cuánto mide? Porque según las bases de la convocatoria para ser policía Local en Murcia, la altura mínima es 1,70.

-Cuando entré medía 1,65, ahora probablemente menos, pero en la convocatoria para oficial no exigían un mínimo de estatura. La altura es muy relativa porque se pueden desempeñar las funciones de policía local sin ser un armario.

-¿Está de acuerdo con quienes han recurrido las bases?

-Hay tres cosas que en la próxima Ley de Coordinación de Policía Locales, de ámbito regional, se van a modificar. Una es el tema de la estatura. No solo entiendo a los aspirantes sino que comparto sus queja porque creo que no es fundamental tener cierta altura para ejercer como policía local. De hecho, tanto Policía Nacional como Guardia Civil ya han bajado el límite a 1,65 en los hombres y a 1,60 en las mujeres. Otro de los recursos que han exigido es el tema de la edad. Antes había un límite máximo de edad para poder presentarse a las oposiciones, que era de 30 años. Esto ya ha desaparecido prácticamente en todos los cuerpos, incluso a nivel nacional. En la próxima ley de Coordinación, -que lleva 12 años tramitándose- también se va a suprimir. De hecho, la normativa europea, que es de obligado cumplimiento, considera que es un requisito discriminatorio y hay sentencias a nivel nacional que lo han entendido así. Respecto al recurso por los permisos de conducir, la ley exigía que para conducir todo tipo de vehículos, se podría obtener el carné a partir de los 18 años, pero la normativa de Tráfico se ha modificado y para conseguir el permiso de conducir motos de cilindrada alta exigen un mínimo de dos años de experiencia en cilindrada más baja. Con lo cual no se puede tener, por la vía de hecho, permisos de conducir todos los vehículos hasta que se han cumplido los 20 años. La ley lo exige, y hay que cumplirla. Además, no hay normativa europea como en el caso de la edad.

-¿De qué se siente más orgulloso en esta etapa profesional?

-Me he sentido muy a gusto. Ha sido la etapa más larga y la profesión me ha gustado mucho y ha completado mis aspiraciones. Me siento orgulloso de muchas cosas, sobre todo de haber tenido una trayectoria profesional siempre en la misma línea de profesionalidad, y creo que, con errores y equivocaciones seguramente, he procurado ser lo más objetivo en la toma de decisiones. Además, la Policía Local de Murcia está considerada como unas de las más punteras a nivel nacional.

-¿Cómo reaccionó cuando el exalcalde Cámara puso a una mujer, a Nuria Fuentes, al frente de la Concejalía de Seguridad?

-Perfectamente normal y trabajamos con ella, y ahora con Lola Sánchez, de una forma cercana y con absoluto respeto a la autoridad y con absoluta lealtad a las personas que dirigen la actividad de Policía Local.

-El día 14 es San Valentín. ¿Le regala su mujer por ser su cumpleaños o usted a ella por el día de los enamorados?

-Nos regalamos mutuamente. Tenemos la suerte de que su cumpleaños es el 13, un día antes que el mío. Eso sí, me gusta hacerle regalos que no sean útiles, algo que pueda disfrutar ella como, por ejemplo, rosas.

«Quiero perfeccionar el inglés y el italiano, estudiar Ciencias Políticas y dedicar más tiempo a mi mujer, a mis hijas y a mis dos nietas»

-¿A qué va a dedicarse ahora?

-A muchas cosas. Me gusta leer y estudiar, de hecho estoy haciendo dos idiomas: inglés, que es mi asignatura pendiente, y tratando de perfeccionar el italiano. Tengo pendiente estudiar Ciencias Políticas porque cuando ya teníamos a las dos niñas, se lo dije a mi mujer, y me contestó: «Puedes hacerlo, pero no cuentes conmigo». Ahora quiero dedicar más tiempo a mi familia, porque me he volcado en mi profesión, y ahora les toca a ellas, a Loli, mi mujer, y a mis tres hijas y, sobre todo a mis dos nietas. También me gusta practicar el senderismo. Además, me han pedido de la Comunidad Autónoma alguna colaboración en materia de formación policial.

-¿Quién le va a sustituir?

-En los cuerpos jerarquizados el relevo lo lleva a cabo el superior jerárquico, en este caso el subinspector José María Mainar. Llevamos trabajando juntos más de 22 años y está perfectamente capacitado. Luego, el Ayuntamiento tomará la decisión para la cobertura de la plaza de inspector y creo, sinceramente, que Mainar podría ser el inspector jefe.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos