Desmantelado un grupo criminal por explotación laboral de sus compatriotas en Murcia

Agentes de la Policía Nacional inspeccionan una vivienda/
Agentes de la Policía Nacional inspeccionan una vivienda

Las víctimas contraían una elevada deuda económica, en continuo crecimiento, con los responsables de la trama

LV

Agentes de la Policía Nacional han procedido a la detención de diez personas como presuntos autores de un delito de trata de seres humanos con fines de explotación laboral, favorecimiento de la inmigración ilegal y pertenencia a organización criminal.

Operaciones policiales anteriores han permitido establecer una relación con la comunidad de población nicaragüense residente en la Región de Murcia e iniciar una serie de pesquisas sobre una familia de esta nacionalidad quienes se estaban dedicando a tramitar el traslado de mujeres desde Nicaragua a cambio de establecer una elevada deuda económica con las afectadas.

Deudas que siempre crecían

Las personas investigadas buscaban trabajo a sus compatriotas en Murcia a cambio de establecer compromisos económicos muy difíciles de solventar por lo elevado de los intereses y por su continuo incremento con el paso del tiempo. Además, a algunas de las víctimas, como compromiso de pago de la deuda, se les hizo firmar un contrato de compraventa de determinadas propiedades en Nicaragua.

Inmigración irregular

Los investigadores tomaron declaración a diversas víctimas pudiéndose constatar que todas ellas fueron captadas en Nicaragua con la promesa de conseguirles en España un trabajo como empleadas de hogar. Los responsables de la trama prestaban a sus víctimas cantidades entre 3.000 y 3.500 dólares: una parte destinada a la compra de billetes de avión y otra parte para acreditar medios de vida en la frontera tras hacerse pasar como turistas que tienen el objeto de visitar nuestro país pero no permanecer en él de forma indefinida. De esta manera conseguían acceder fraudulentamente en nuestra península a través del aeropuerto de Barcelona, desde donde se trasladaban a Murcia en autobús.

Ya en la Región, estas mujeres nicaragüenses eran alojadas en domicilios del barrio de San Andrés hasta que se les encontraba un trabajo como empleadas de hogar o como cuidadoras de personas mayores, en calidad de internas, prescindiendo de cualquier cobertura social y sanitaria.

20 víctimas auxiliadas

La Policía Nacional, tras la detención de las diez personas implicadas en la trama: 3 hombres de nacionalidad española y siete mujeres de nacionalidad nicaragüense, ha auxiliado a un total de 20 mujeres quienes además fueron asistidas por organizaciones de ayuda a víctimas de trata con fines de explotación laboral. Además se han practicado dos registros domiciliarios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos