El derrumbe de una fachada obliga a cerrar un colegio en Monteagudo

Unos 15 metros cuadrados de ladrillos se desplomaron del primer piso./G. Carrión
Unos 15 metros cuadrados de ladrillos se desplomaron del primer piso. / G. Carrión

PSOE y Sterm denuncian el mal estado de este centro construido hace medio siglo y los técnicos valorarán ahora el alcance de los daños

Antonio Botías
ANTONIO BOTÍASMurcia

Es el lugar donde muchos padres aguardan para recoger a sus hijos. Y también donde muchos escolares pasan varias veces al cabo del día. Pero, por suerte para unos y otros, el derrumbe de una fachada del primer piso, acaso por la fuerza del viento, no sucedió en horario lectivo.

Los profesores y estudiantes del centro Virgen del Rosario, en el barrio de La Cueva, en Monteagudo, descubrieron ayer que parte de la pared se había desplomado, cubriendo de ladrillos y cascotes el patio escolar de este centro que fue construido hace en torno a medio siglo. Ante esta situación, miembros del sindicato Sterm se desplazaron a comprobar el estado del colegio tras el derrumbe y expresaron su malestar por la falta de un plan de mejora de las infraestructuras educativas. Desde Sterm denunciaron que el centro está a punto de cumplir medio siglo y «al igual que otros de la Región, necesita medidas urgentes». Además, el sindicato recordó ayer que «estos centros tienen amianto en sus tejados», un elemento que debe ser retirado antes de que acabe 2018.

El director, Ángel García, ordenó habilitar mesas en el patio para poder atender al alumnado que asistió a las clases, en pleno proceso de matriculación para el próximo curso. Al colegio también se trasladó el concejal de Educación, Rafael Gómez, y Susana Hernández, portavoz del Grupo Municipal Socialista, quien apuntó que este derrumbe «es un claro síntoma de la deplorable situación que sufren algunos de los centros públicos del municipio, en los que se no se invierte desde hace décadas». Hernández, que visitó el colegio acompañada por los concejales Juan Vicente Larrosa y Maite Espinosa, recordó que las últimas reformas en estas instalaciones corresponden a los años ochenta. «Llevamos años pidiendo que se sustituya el techo, que está construido de amianto, los cristales no aíslan y, además, los baños son demenciales», denunció la portavoz socialista.

Desde la Consejería advierten de que «no existe riesgo alguno para los alumnos»

Desde la Consejería de Educación destacaron que «no existe riesgo alguno para los alumnos» y que hasta el colegio se desplazaron funcionarios de la Unidad Técnica «para analizar y valorar los daños. Se ha organizado la coordinación con los bomberos que han acordonado la zona y con el Ayuntamiento. Y se va iniciar el expediente de la actuación de reparación por emergencia por parte de la Consejería, una vez que tengamos los informes técnicos», concluyeron.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos