El Defensor del Pueblo ve bien que la limpieza viaria se realice en barrios de día

A raíz de una queja de No Más Ruido por las molestias nocturnas de la maquinaria, Marugán ruega al Ayuntamiento que ataje la situación

Manuel Madrid
MANUEL MADRIDMurcia

Cuatro años ha tardado en responder el Defensor del Pueblo a una queja de la asociación No Más Ruido de Murcia, que recurrió a esta instancia para resolver las molestias por la maquinaria de limpieza de noche. Pedro Pérez Piernas, presidente de colectivo, dice que los problemas hoy no se han mitigado, pese a que la concesionaria, Ferrovial Servicios, insiste en que es sensible a este asunto y que en la medida de lo posible se ajustan los dispositivos al horario de descanso vecinal.

El Defensor del Pueblo ha estimado la petición y pide a la administración local que tome las medidas necesarias para reducir al mínimo el nivel de perturbación de la tranquilidad ciudadana, y le recuerda que no debe soslayarse que, conforme establece la propia ordenanza de protección del medio ambiente contra la emisión de ruidos y vibraciones, «los servicios que ejercen las labores de limpieza viaria y de recogida de residuos han de adoptar las medidas y precauciones que sean técnicamente viables para minimizar ruidos». La concesionaria, en cambio, asegura que su actividad está fuera de la normativa de ruido.

«Movimientos necesarios»

El Defensor cree que las medidas deben ser adoptadas no solo respecto de los vehículos de recogida de residuos y maquinaria sino en la ejecución de los trabajos en la vía pública, ya se trate de la manipulación de contenedores, la compactación de residuos, el baldeo y el barrido mecánico. En su escrito de respuesta a los vecinos, deja constancia de que «no son admisibles mayores demoras en resolver el problema».

Francisco Fernández Marugán, defensor del Pueblo, sugiere al Ayuntamiento realizar en horario diurno la recogida de basuras y la limpieza en los barrios de San Nicolás, Santa Catalina y San Pedro, para evitar las molestias; reducir la circulación de maquinaria de los servicios municipales en horario nocturno, de modo que los vehículos realicen estrictamente los movimientos necesarios en dichos barrios; adoptar las medidas oportunas para que los operarios ejecuten su trabajo respetando el descanso y bienestar de los vecinos, y que el servicio de inspección del departamento de limpieza de espacios públicos verifique el cumplimiento de las sugerencias.

La concesionaria añade que deben ser coherentes con la intervención en el día a día, y que pasar los servicios de noche a día supondría entorpecer la circulación y el desarrollo de la actividad comercial. «Aún así, intentamos ajustar nuestra actividad a los horarios de descanso vecinal en la medida de lo posible».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos