Los cosméticos y la tecnología ganan terreno a la ropa en el 'Black Friday'

Los comercios colocaron carteles con el reclamo de sus descuentos para atraer a la clientela./Juan Carlos Caval / AGM
Los comercios colocaron carteles con el reclamo de sus descuentos para atraer a la clientela. / Juan Carlos Caval / AGM

Los consumidores aprovechan el 'Viernes Negro' para adelantar las compras navideñas y adquirir productos de alta gama

MINERVA PIÑEROMurcia

Entre torres de globos rojos y negros, efímera decoración que evoca los colores del 'Black Friday', cientos de personas pasearon el pasado viernes por el centro de Murcia en busca de puntuales caprichos y de los regalos navideños tan esperados.

Desconfiando de la veracidad de los descuentos en productos textiles, los consumidores apuestan por los cosméticos y la tecnología. «Me encantan los días que dura el 'Black Friday' porque se lanzan ofertas a lo largo de toda la semana. Sobre todo, en los productos de tecnología y electrónica, artículos que me encantan. Si me compro algo, seguramente sea una televisión», asegura ilusionada Celia Campillo. «Realmente no necesito nada, pero salen ofertas muy buenas», reconoce la joven opositora de psicología.

Subiendo al pódium de los productos más deseados, los cosméticos también se han ganado un hueco en la lista de los clientes. «Si me compro algo será en algún artículo de maquillaje, ya que hay descuentos en casi todos. Creo que en las tiendas de ropa el 'Black Friday' no son para tanto», comenta Cristina Rubio mientras pasea por la concurrida calle Platería. «Pienso que el 'Viernes Negro', más que ofrecer gangas, en algunos locales potencia el consumismo», explica desencantada tras no haber encontrado unos pantalones que esperaba adquirir rebajados.

Los centros comerciales abren mañana; las tiendas del corazón de Murcia se despiden hoy El precio de algunos artículos se incrementa aposta los meses previos, según la UCE

En busca y captura de los mejores cosméticos, Encarna Orihuela, consumidora experimentada que repite por tercer año la experiencia, también se inclina por el cuidado de la piel. «Suelo comprar maquillaje. El año pasado, por ejemplo, conseguí un producto de alta gama que estaba a la mitad de precio. En algunos artículos que son muy caros sí merece la pena». Concienciados por la crisis, el 'Black Friday', lejos de ser una hecatombe para el bolsillo, para algunos murcianos se ha convertido en un día reservado a las compras estrictamente necesarias, como es el caso de Concha Morales. «Es una forma de hacer regalos antes de tiempo y más baratos. Me guío por lo que me hace falta, no me gusta comprar por comprar», comenta, caminando por los luminosos y transitados pasillos de El Corte Inglés de la avenida Libertad.

Esperado por muchos consumidores, mientras que las grandes superficies como Thader, Nueva Condomina y El Corte Inglés mantendrán sus puertas abiertas al público durante todo el fin de semana, en el centro de la ciudad, donde algunos comercios invitarán a un tentempié a los viandantes, las rebajas terminan este sábado.

Desde la Unión de Consumidores de Murcia, su presidente, Pedro Valera, recuerda que «los compradores piensan que algunos productos, los cuales han experimentado una subida del precio en los meses previos para ser posteriormente rebajados, son una ganga», y advierte de que «los comercios aprovechan para sacar todos los productos almacenados que están en el 'stock'».

Como sucede durante las campañas de las rebajas de verano e invierno, las quejas que más se repiten entre los compradores tras el 'Viernes Negro', tradición americana definitivamente adoptada, ocurren en el momento de la devolución, ya que «los comerciantes no advierten al consumidor cuál es el mecanismo que tienen que seguir para devolver el producto. A veces, ni se les devuelve el dinero, ni se les cambia el producto». La solución descansa en los minutos anteriores a la realización de la compra, momento en el que «se tiene que informar de todo el proceso al consumidor», explica Valera.

Algunos de los comerciantes aún no se acostumbran a la implantada costumbre americana. «No me gusta este día, creo que los negocios se pisan unos a otros. Con estas iniciativas estamos acostumbrado a la gente a que solo compre en rebajas. Muchas veces se esperan a estas fechas, dejando vacías las tiendas a lo largo del año», explica desanimado Raúl Morales, dueño de una tienda de zapatos.

«¿Por qué 'Black Friday' y no 'Viernes Negro'? Puestos a ser gilipollas, seamos gilipollas en castellano», publicó el escritor cartagenero Pérez Reverte en su Twitter hace unos días, secundando la opinión de los que prefieren quedarse en casa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos