El Consistorio insiste en que arqueólogos supervisan las obras de Madre de Dios

Huermur exige un informe a la Consejería de Cultura para aclarar si el hallazgo guarda relación con los baños árabes demolidos en 1952

LA VERDADMURCIA

La denuncia de la Asociación para la Conservación de la Huerta y el Patrimonio de Murcia (Huermur) acerca del abandono y la falta de información sobre los restos arqueológicos encontrados en la calle Madre de Dios, donde se ubicaban los históricos baños árabes que fueron arrasados en 1952, según Huermur, obligó ayer al Ayuntamiento de Murcia a aclarar que las obras están siendo supervisadas por la arqueóloga municipal y la Dirección General de Bienes Culturales.

La asociación conservacionista instó a la Consejería de Cultura a que informe sobre estos vestigios «para poder conocer con mayor seguridad cuál es el alcance de lo aparecido y también si tienen algún tipo de relación con los baños árabes de la Gran Vía».

Desde Huermur recordaron que los restos se ubican dentro del recinto del conjunto histórico artístico de la ciudad de Murcia, declarado Bien de Interés Cultural (BIC).

El Ayuntamiento de Murcia destacó ayer que la excavación que se está llevando a cabo en la calle Madre de Dios para la instalación de contenedores soterrados, solicitada por los vecinos a la Concejalía de Fomento, «la está realizando, como es habitual en el casco histórico, un arqueólogo con la supervisión de la arqueóloga municipal y de la Dirección General de Bienes Culturales».

El Consistorio explicó que actualmente «se trabaja en desmontar la estructura para conservar aquello que se determine que tiene interés, como la tinaja encontrada, que ya está embolsada y guardada. Se está siguiendo el proceso arqueológico habitual de desmontar los elementos más modernos para acceder a los más antiguos».

Temas

Murcia

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos