Colocan 70 sensores en once grandes ficus de Murcia para controlar su estado

Operarios instalan sensores en uno de los ficus de la plaza de Santo Domingo, en Murcia. / Ayto. de Murcia

El Ayuntamiento pretende con esta medida evitar la caída de ramas sobre la vía pública a través de un minucioso control

EFEMurcia

El Ayuntamiento de Murcia está colocando 70 sensores en los grandes ficus de la plaza de Santo Domingo, podados por completo, y del jardín de Floridablanca para hacer un seguimiento en directo de su estado cada minuto y poder prevenir la caída de sus ramas a causa del estrés hídrico provocado por el exceso de calor.

Fuentes municipales informan de que estos dispositivos se están instalando en once árboles de gran porte, a los que se les controlará su temperatura, la humedad del ambiente -la foliar y la del suelo-, una información que se complementará con la medición periódica del grosor de las ramas mayores.

Es la primera vez que se usan estos dispositivos en árboles ornamentales, pues hasta la fecha solo se instalaron en frutales, según las mismas fuentes municipales.

Estos dispositivos pueden incluso accionar el sistema de riego o el de pulverización en momentos puntuales en los que pueda ser necesario para refrigerarlos, reducir la temperatura ambiental o aumentar la humedad relativa del entorno. Además, Los dispositivos están diseñados para alimentarse a través de energía solar y tienen un diseño de última generación que les permiten tener un consumo energético mínimo, y un impacto mínimo en el entorno

El concejal de Modernización de la Administración, Calidad Urbana y Participación, José Guillén explicó que «el mero hecho de disponer de los datos que proporciona el árbol y su entorno permite recorrer un importante camino hacia la solución del problema que puede suponer la caída de ramas sobre la vía público».

Fotos

Vídeos