Ciudades hermanadas por las fiestas

La alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, y el regidor de Murcia, José Ballesta, entran en el Salón de Plenos, flanqueados por Carthagineses y Romanos. / Nacho García / AGM
La alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, y el regidor de Murcia, José Ballesta, entran en el Salón de Plenos, flanqueados por Carthagineses y Romanos. / Nacho García / AGM

Carthagineses y Romanos visitan por primera vez, en sus 28 años de historia, el Ayuntamiento. Ana Belén Castejón: «Me alegra que mi primera salida como alcaldesa de Cartagena sea a esta casa consistorial. Era una asignatura pendiente»

María José Montesinos
MARÍA JOSÉ MONTESINOSMurcia

«No quiero caer en el exceso de decir que hoy es un día histórico, pero sí es la primera vez que la Federación de Tropas y Legiones de las fiestas de Carthagineses y Romanos de Cartagena [en sus 28 años de historia] visita el Ayuntamiento de Murcia, un hecho que debemos observar desde la normalidad y naturalidad entre ciudades hermanas». Fueron las palabras de bienvenida del alcalde, José Ballesta, a la delegación cartagenera encabezada por la alcaldesa de la Ciudad Portuaria, Ana Belén Castejón. Era también la primera vez que un regidor cartagenero visitaba, de forma institucional, el Consistorio murciano.

Castejón expresó, asimismo, su satisfacción por esta visita, «que era una asignatura pendiente». Aseguró que «me alegra que mi primera visita como alcaldesa de Cartagena sea a esta casa consistorial». Cabe recordar que con este acto institucional se «firma la paz» entre las dos ciudades y sus colectivos festeros. El pasado mes de abril el entonces alcalde de Cartagena, José López, de Movimiento Ciudadano, se negó a recibir a la comitiva de peñas huertanas alegando que «ya tenía la agenda completa, con cosas más importantes» y porque «no soy nada murciano». Fue la entonces vicealcaldesa, la socialista Ana Belén Castejón, que tomó el relevo al frente de la alcaldía hace un mes, quien atendió a la Reina de la Huerta y a directivos de la Federación de Peñas Huertanas.

La regidora indicó que «el motivo de nuestra visita es muy importante porque recientemente nuestras fiestas han sido declaradas de Interés Turístico Internacional y queríamos compartirlo con todos vosotros. Desde este magnífico ayuntamiento -añadió- invito a los murcianos a sumarse a una de las grandes fiestas de Cartagena y a la magnífica labor que desarrollan en la recuperación de nuestra historia».

Asistieron representantes de la Federación de Peñas, Cabildo, Sardineros y Moros y Cristianos

Al acto institucional asistieron, además de miembros de la Corporación municipal, representantes de las tres fiestas murcianas declaradas de Interés Turístico Internacional: Bando de la Huerta, Entierro de la Sardina y Semana Santa, así como de la Federación de Moros y Cristianos, de Interés Turístico Nacional.

El vicepresidente de la Federación de Tropas y Legiones, Ramón Jerez, expresó su orgullo por la obtención de la denominación de fiestas de Interés Turístico Internacional tras 28 años de duro trabajo, y aseguró que esa distinción marcará un nuevo reto y el comienzo de una etapa en la que «hay que sumar y multiplicar» y «buscar lo que nos une». Como colofón, el alcalde fue obsequiado con un 'gladius' o espada romana, y el primer edil regaló a la delegación de Cartagena un facsímil del privilegio que concedió el rey Alfonso X el Sabio al Concejo de Murcia.

Ballesta: «En Murcia contemplamos con respeto, cariño y afecto a Cartagena»

El alcalde de Murcia incluyó en sus palabras de bienvenida citas literarias de Miguel de Cervantes y del escritor murciano José Selgas. Manifestó que «en Murcia contemplamos con gran respeto, con enorme cariño y afecto, a la ciudad de Cartagena». Y no pasó por alto que «la Región de Murcia, al igual que España, es un mosaico de pluralidad pero de afortunada unidad en la diversidad». Añadió que «la mejor manera de preservar la identidad cultural es ser parte de una región, de un país tolerante y diverso como es la Región de Murcia, como es España».

Ballesta citó palabras que Miguel de Cervantes dedicó al «singular y único puerto de Cartagena, un excepcional abrigo natural abierto al Mediterráneo, objeto de deseo de las culturas y civilizaciones que han dominado el Mare Nostrum».

También se refirió a las fiestas de Carthagineses y Romanos, «unas representaciones únicas, puesto que se realizan en los mismos lugares en los que realmente sucedieron, retrocediendo en el tiempo 2.200 años».

El primer edil cerró su intervención con estas palabras: «No olvidemos que al negar al otro, uno se está despojando de una parte crucial de sí mismo. Porque como decía el periodista, poeta y escritor murciano José Selgas 'la consideración de los otros se gana prodigando la nuestra'».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos