Cinco 'sin techo' de Murcia accederán a viviendas para conseguir la inserción social

La concejala de Derechos Sociales, Conchita Ruiz, durante la presentación del proyecto 'Housing First'./Ayto
La concejala de Derechos Sociales, Conchita Ruiz, durante la presentación del proyecto 'Housing First'. / Ayto

El proyecto 'Housing First', desarrollado por Jesús Abandonado y el Ayuntamiento de la ciudad, también ofrecerá formación básica sobre cómo manejarse en el hogar

EFEMurcia

Cinco personas sin hogar del municipio de Murcia podrán acceder a una vivienda e iniciar así el camino para su inserción social y la normalización de sus vidas a través del proyecto 'Housing First', que desarrollará la fundación Jesús Abandonado en colaboración con el Ayuntamiento.

La concejala de Derechos Sociales, Conchita Ruiz, presentó este jueves esta iniciativa, que el Consistorio subvenciona con 75.000 euros, en la que se viene trabajando de manera conjunta con la entidad benéfica desde el pasado mes de mayo.

El proyecto, señaló la edil, consiste en cambiar de manera radical la manera de trabajar con las personas sin hogar, que tradicionalmente son atendidas en recursos como albergues o comedores sociales y que, sin embargo, no logran salir de su situación de probreza, que se hace crónica.

Con esta iniciativa, se proporciona a estas personas sin recursos una vivienda unipersonal para que, a raíz de tener un hogar en un ambiente normalizado, los afectados puedan cambiar de vida y salir del círculo de la pobreza.

El sistema, señaló, se puso en marcha en Canadá y actualmente se extiende por todo el mundo con notable éxito. En España se desarrolla ya en ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia.

En el caso de Murcia, los usuarios serán seleccionados por los profesionales de Jesús Abandonado y de los servicios sociales municipales, y deben comprometerse a recibir una visita semanal de trabajadores sociales de la entidad benéfica, que les harán un seguimiento para garantizar su inserción social.

Ruiz destacó que es fundamental la disposición de los usuarios a «cambiar de vida, tener una casa y buenas relaciones vecinales» y, además, en función de sus ingresos, deben comprometerse al copago del alquiler de la vivienda así como a su correcto mantenimiento.

Jesús Abandonado ofrece también a estas personas formación básica sobre cómo manejarse en el hogar, desde nociones de cocina, hasta uso de los electrodomésticos o hacer la compra.

El objetivo final es que estas personas logren su completa autonomía y abandonen definitivamente el sinhogarismo. Además, la edil destacó que se comprobó que es un recurso incluso más económico que los tradicionales, puesto que se evitan situaciones crónicas.

Actualmente hay ya tres personas participando en este programa, una de las cuales incluso se matriculó para continuar sus estudios, y en este trimestre se incorporarán dos más al proyecto.

Los estudios realizados en otras ciudades de España apuntan a índices de éxito en la inserción de estas personas superiores al 80% de los casos utilizando este tipo de intervención.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos