CC OO denuncia el trato desigual que recibe el alumnado sordo del IES Infante Don Juan Manuel

Critican que los estudiantes de ESO y Bachillerato cuentan con profesorado especializado en discapacidad auditiva, mientras que a los de FP se les ofrece un profesor ordinario acompañado de un intérprete de lengua de signos

EPMurcia

«La Consejería de Educación parece no considerar igual a todo el alumnado sordo del IES Infante Don Juan Manuel», afirman desde CC OO. Así, los estudiantes que cursan ESO y Bachillerato disfrutan en el programa ABC de profesorado especializado en discapacidad auditiva y lengua de signos española, por lo que reciben las clases directamente en su lengua natural y pueden plantear sus dudas directamente a su profesor.

«Por el contrario, los nuevos alumnos sordos de Formación Profesional Básica no van a tener esa suerte. La Consejería decidió que no merecen un profesor que además de la correspondiente especialidad en FP esté habilitado en esta lengua reconocida por el Estado (BOE, 23 de octubre de 2007) para explicar los secretos de la ofimática y el montaje de ordenadores, sino solo un profesor ordinario acompañado de un intérprete de lengua de signos», critican.

CC OO alerta que «la opción discriminatoria resulta el doble de cara, porque son dos sueldos, pero la Consejería parece no escatimar esfuerzos económicos con tal de evitar que profesores habilitados en lengua de signos por la propia Administración Educativa, sobradamente cualificados, sean los que se ocupen de los alumnos sordos».

«En su lugar, un profesor de formación profesional con nula experiencia en sordera estará condenado a no poder comunicarse con sus propios alumnos», añaden.

De esta forma, CC OO Enseñanza reclama que la Consejería reconsidere sus decisiones y contrate profesorado habilitado en lengua de signos para impartir los módulos comunes y específicos de la formación profesional de los alumnos sordos del IES Infante Don Juan Manuel.

Igualmente, el sindicato considera que esta «resultaría la decisión más lógica y razonable frente a la pretensión de no facilitar, aún dentro de un mismo centro educativo, los mismos recursos específicos a todo el alumnado sordo de los distintos tipos de enseñanza».

Finalmente, CC OO Enseñanza pide a la Consejería que valore, después de los diez años de recorrido con los que cuenta el Programa ABC y en los que obtuvo un reconocimiento internacional y unos resultados objetivos óptimos para el alumnado sordo y sus familias, los principios en los que se basa el éxito de este programa.

Fotos

Vídeos