La calle de Santa Quiteria será el Barrio de las Letras

Imagen virtual de cómo será la entrada a la calle de Santa Quiteria desde Saavedra Fajardo.
Imagen virtual de cómo será la entrada a la calle de Santa Quiteria desde Saavedra Fajardo. / Ayuntamiento de Murcia

En un lateral, entre maceteros, se habilitarán zonas de estancia con bloques de piedra y madera, y se reproducirán en vinilo versos de reconocidos poetas

María José Montesinos
MARÍA JOSÉ MONTESINOSMurcia

En el cruce entre las calles Saavedra Fajardo y Santa Quiteria nadie se detiene, salvo si es para sacar dinero del cajero de un banco.

Pero en unas semanas, no solo se va a convertir en una zona de paso, sino de estancia. El equipo del alcalde Ballesta va a poner todo su empeño en que esta vía de entrada al barrio de Santa Eulalia se transforme gracias al proyecto ADN Urbano y se convierta en el Paseo de la Cultura o el Barrio de las Letras. Y tiene su explicación. En el lateral de la plaza de Europa, una zona inhóspita hasta ahora, se van a colocar unos llamativos maceteros color lila con plantas trepadoras y la esquina de la calle estará presidida por un algarrobo, como anticipo del verde que conduce al Paseo de la Cultura.

Aprovechando unos grandes bloques de piedra y combinándolos con madera se crearán sillas y sillones para que todo el que lo desee se siente a conversar, a charlar o a usar su tablet o smartphone, aprovechando que la plaza de Santa Eulalia va a tener wifi libre y gratuita.

Además, con letras en vinilo, se pegarán estrofas de versos de escritores y poetas famosos, jóvenes o de reconocido prestigio, que se irán renovando cada cierto tiempo para que Santa Quiteria se convierta realmente en el Barrio de las Letras.

A muy poca distancia, en el Palacio de Santa Quiteria, continuarán las exposiciones temporales de artistas murcianos, iluminadas por la noche, convirtiendo la zona en un auténtico Paseo de la Cultura.

Entre los primeros versos que decorarán la calle están los de Marina Alcolea (Murcia, 1993): «Quiero llegar a ser/lo que verdaderamente soy/quiero/tocar las nubes»; Violeta Nicolás (Murcia, 1984): «Los portales son líneas para desistir de glóbulos blancos/quién soy yo para negarme, no sé nada desde hace duelos»; Soren Peñalver (Albudeite, 1950): «El mar, única criatura que pudiera asumir tu vida poseyéndote...»; Antonio Marín Albalate (Cartagena, 1955): «Navegante vosotros digo: soy un polizón»; Dionisia García (Fuente Álamo, Albacete, 1929): «Encendemos la vida/otros se encargarán de apagarla»; Eloy Sánchez Rosillo (Murcia, 1948): «Qué sencillo es vivir tanto milagro sin saber de milagros» y Antonio Parra (Murcia, 1954): «El tiempo, aquella secreta aurora/de la mano del padre/por las veredas de la infancia».

En el mismo lateral, en la parte superior de la plaza de Europa, se instalarán las terrazas de las cafeterías de la zona, con una pérgola y un toldo que dará sombra durante el día, y se recogerá por la noche.

Temas

Murcia

Fotos

Vídeos