El Cabildo no piensa reparar las redes «de momento»

Antonio Botías
ANTONIO BOTÍASMurcia

El deán de la Catedral, Juan Tudela, señaló el pasado viernes que conocía el mal estado de las redes que debían proteger la Catedral de las palomas, tal y como publicó 'La Verdad' hace unos días. El deterioro de esta medida de protección, que en algunos lugares como el imafronte se desprendió por completo, permite que las aves se posen sobre las valiosas esculturas e incluso que aniden sobre ellas. Los excrementos de las palomas, por el alto contenido en ácido, deterioran con rapidez la piedra, tal y como está sucediendo en el primer templo de la Diócesis. Sin embargo, Tudela, al frente del Cabildo Catedralicio, reconoció que «proceder a su sustitución requiere una gran inversión, así que de momento no podemos asumirla. Más adelante veremos la posibilidad de que las instituciones nos ayuden». Pese a ello, las leyes sobre el patrimonio obligan a los propietarios de bienes protegidos -como es el caso- a mantenerlos en perfecto estado y proveer las medidas necesarias para que no resulten dañadas ni se deterioren.

Fotos

Vídeos