Cabezo de Torres lanza una ruta para rescatar el legado arqueológico vinculado al Rey Lobo

Panorámica de Cabezo de Torres desde el cerro pintado de azul, desde donde se aprecia al fondo el hito del promontorio de Monteagudo, coronado por el Sagrado Corazón./Guillermo Carrión / AGMGráfico
Panorámica de Cabezo de Torres desde el cerro pintado de azul, desde donde se aprecia al fondo el hito del promontorio de Monteagudo, coronado por el Sagrado Corazón. / Guillermo Carrión / AGM

La Junta Municipal y el Ayuntamiento buscan sensibilizar a la población sobre bienes históricos de primer nivel con vistas a su futura restauración

Manuel Madrid
MANUEL MADRIDMurcia

Una nueva ruta de interpretación permitirá a murcianos y visitantes descubrir los valores del sitio histórico Monteagudo-Cabezo de Torres bajo el atrayente título de 'Los guardianes protectores de la huerta'. La Junta Municipal de Cabezo de Torres y el Ayuntamiento, en colaboración con Ecoambiental, han diseñado este itinerario que pretende dar a conocer un legado patrimonial que nos remonta a una de las épocas más brillantes de nuestra historia, el reinado de Ibn Mardanis (1147-1172), el celebérrimo Rey Lobo.

El patrimonio que se muestra está pendiente de restauración, pero el deseo de los promotores es sensibilizar a la población sobre la necesidad de proteger y potenciar un conjunto de elementos arquitectónicos que, según el coordinador de proyectos de Ecoambiental, Juan Antonio Buendía, forman un completo sistema de almacenamiento y conducciones hídricas para el control de explotaciones agrícolas y comunicaciones asociadas en el siglo XII a la ruta de la Senda de Granada.

A 4 kilómetros de la ciudad de Murcia se esparcen por la huerta restos arqueológicos de primera magnitud y en diferente estado de conservación: el Cabezo de Abajo, el palacio de Larache, el Castillejo y el Castillo de Monteagudo, además de tres gigantescas albercas y demás estructuras que servían para conseguir el mayor rendimiento de lo que hoy conocemos como la huerta de Murcia, pero que en la época del Rey Lobo se asemejaba al concepto del jardín islámico que podía parecerse al paraíso con arbolado, horticultura y especies ornamentales. La ruta que ahora se ofrece abarca 5,5 kilómetros e incluye 12 elementos o hitos: los castillos de Monteagudo, Castillejo y Larache; el Molino del Armero; la almazara y la alberca de Larache; el albercón del Castillejo y sus acequias; el Palacio del Rey Lobo, el azarbe Alto Campuzano y la Virgen de las Lágrimas, patrona del Cabezo.

La inscripción ya puede realizarse en la página 'cabezodetorres.es' y en el teléfono 968834302

La Concejalía de Huerta acondicionará con la Junta de Hacendados la acequia Churra la Vieja

El concejal de Urbanismo, Medio Ambiente, Agua y Huerta, Antonio Navarro, presentó ayer esta ruta junto al alcalde pedáneo de Cabezo de Torres, Francisco Viudes (PSOE), recordando que ya está abierto el plazo de inscripciones para las primeras visitas guiadas gratuitas: los días 17 y 18 de marzo; 14, 15 y 22 de abril, y 5 de mayo, para grupos de 40 personas, a partir de las 9.30 horas. Los interesados pueden inscribirse a través de la página web 'cabezodetorres.es' o en el teléfono 968 83 43 02.

«Es el conjunto de fortificaciones y albercas más importante del islam medieval en la Región y, sin duda, está entre los mejores de España», subrayó el edil Navarro, que recordó que hay evidencias de que este entorno fue poblado hace 4.000 millones de años, desde la época del Calcolítico, «pero es en la época apasionante de Ibn Mardanis, en sus 25 años de mandato, en los que Murcia alcanza su mayor esplendor». El Consistorio, según Navarro, tiene previsto acondicionar la acequia Churra la Vieja, desde las compuertas en el entorno del Campo de Fútbol y el Molino Armero hasta el colegio, colocando barandillas e iluminación para que haya fácil accesibilidad y pueda disponerse de un recorrido junto a la muralla islámica.

Un futuro que mira al pasado

La denominación 'Los guardianes protectores de la huerta' busca generar aliados en ese interés del Ayuntamiento de multiplicar el conocimiento de estos lugares para que haya sensibilidad en su preservación. El presidente de la Junta Municipal de Cabezo de Torres, por su parte, confía en que esta iniciativa sirva para que la pedanía ofrezca un aliciente cultural y turístico. «Es mucho más que una ruta para pasear. Nuestro objetivo desde la Junta es homenajear a aquellos que durante años han mantenido este legado para que hoy podamos disfrutarlo, y dinamizar económicamente la población con espacios lúdicos, culturales y deportivos». Viudes añadió que potenciar el sentido de pertenencia a Cabezo de Torres como un lugar con un pasado legendario es otro de los propósitos de esta actividad cultural. «Corremos el riesgo de convertirnos en un pueblo dormitorio y para evitarlo hay que dotarlo de otras actividades para que podamos vivir también de la cultura y el turismo. No queremos que ese patrimonio se pierda porque para construir nuestro futuro no podemos dejar a un lado nuestro pasado».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos