Ballesta: «Hay tantos retos y problemas que no pienso si voy a ser el candidato en 2019»

El alcalde, ayer, durante el encuentro con periodistas, con 'Murciatone', churros y chocolate./Ayto.
El alcalde, ayer, durante el encuentro con periodistas, con 'Murciatone', churros y chocolate. / Ayto.

El alcalde califica este año de «vertiginoso» y con crisis «de todo tipo», y confía en que en 2018 pueda verse su proyecto de ciudad

Manuel Madrid
MANUEL MADRIDMurcia

El alcalde cree que es «cosa menor» en este momento pensar en si repetirá como candidato del PP a la alcaldía en 2019. En este momento, tras un «año vertiginoso», José Ballesta confiesa que ha sido más difícil de lo que esperaba el gobierno del Ayuntamiento en minoría y dice que todavía no ha caído en la complacencia, y que sigue viviendo cada día «con ansiedad». En un encuentro informal con la prensa, a la que invitó a desayunar en su despacho 'Murciatone', churros y chocolate y contó algunas curiosidades del Ayuntamiento -por ejemplo, detalles de las obras pintadas por murcianos célebres y mostró por primera vez la nueva sala de alcaldes, donde aparecen los nombres de todos los administradores de la ciudad desde el origen del Concejo-, el munícipe se mostró esperanzando con que en 2018 se pueda plasmar el proyecto de ciudad por el que apuesta su equipo. No les pone nota en este final de año, aunque sí valora su esfuerzo para estar a la altura de lo que exigen los murcianos en las urnas.

Según Ballesta, «hay tantos retos y problemas encima de la mesa como para pensar en este momento en si voy a ser candidato en las próximas elecciones. Yo tengo un compromiso con los murcianos, esas otras cosas las considero bastante menores».

El equipo de gobierno, dijo, «está en constante estado de insatisfacción, no caemos en la autocomplacencia, estamos en un estado de ansiedad por hacer más cosas, y todo lo sometemos a refutación y contradicciones porque se puede hacer mejor».

El objetivo de 500.000 turistas y 700.000 pernoctaciones está a punto de superarse

Reconoció que este 2017 ha tenido que afrontar «de todo»: «Empezamos con las inundaciones, el conflicto de los tractores cuando protestaron los agricultores y dejaron Murcia bloqueada, la crisis del ficus de Santo Domingo y los momentos terribles que vivimos que no sabíamos si había gente debajo de las ramas... Ha habido momentos complicados de gestionar, como el conflicto con las vías del tren. Y hemos tenido que seguir con el día a día de la ciudad, más toda la representación institucional, e impulsando el modelo de ciudad en el que creemos». Pero como «hecho más destacable», el regidor -en el cargo desde junio de 2015- mencionó «una sutil percepción de pertenencia de los murcianos a un proyecto global que llamamos Murcia, que la gente se implicase en engrandecer la ciudad y que se sintiese orgullosa de pertenecer a ella. Ese salto cualitativo apenas perceptible, porque apela a los sentimientos, nosotros sí que lo percibimos. Que haya una mayoría de murcianos dispuestos a transformar radicalmente Murcia y conseguir que sea una gran ciudad».

Para 2018, el alcalde confía en que ese sentimiento «se solidifique todavía más y que todos nos sintamos parte de un proyecto colectivo que se llama Murcia». Hizo mención a acciones de la Estrategia Murcia 2020 como Murcia Río, la peatonalización de Alfonso X -las obras comienzan en enero-, la devolución a los ciudadanos de espacios que durante muchos años han permanecido en desuso, como el parque arqueológico de San Esteban y la Cárcel Vieja, y la revalorización de la huerta.

«Son todas piezas de un puzle que tienen que encajar y que por sí solas no dicen nada. Es un proyecto colectivo en el que se tienen que implicar los murcianos para avanzar todos y dar ese salto». Ballesta destacó que es «impresionante» la cantidad de gente que está llegando a Murcia, y dio algunos datos. El equipo de gobierno se fijó la meta de alcanzar a final de la legislatura 2015-2019 la cifra de 500.000 turistas, «y es muy posible que acabemos este año muy cerca, y vamos a superar el objetivo de las 700.000 pernoctaciones». Estos últimos tres años el crecimiento de las curvas ha sido exponencial e incidió en que el 20% de los turistas que visitan Murcia son extranjeros. «Son datos que estamos recabando y que marcan ese proyecto de ciudad, pero mi interés mayor es que hasta los niños y los jóvenes se están implicando. No es una cuestión de personas mayores, incluso los sectores más dinámicos están empeñados en que consigamos una ciudad europea, alegre y llena de vitalidad, de entusiasmo».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos