Ballesta pide a la oposición cambiar insultos por pactos

José Ballesta, este viernes, en el Pleno./Edu Botella / AGM
José Ballesta, este viernes, en el Pleno. / Edu Botella / AGM

El regidor murciano afirma en el debate sobre el estado del municipio que se ha avanzado más en dos años que en los últimos 15 para conseguir la eliminación de las vías en superficie y la integración de la alta velocidad en Murcia

Manuel Madrid
MANUEL MADRIDMurcia

El alcalde de Murcia, José Ballesta, afirmó en el debate sobre el estado del municipio que se celebra este viernes en el Pleno que probablemente se haya avanzado más en los dos últimos años que en los quince anteriores para conseguir que el soterramiento de las vías sea una realidad en Murcia.

Ballesta calificó de "vertiginosos" los hechos acontecidos al respecto desde que tomó posesión en junio de 2015 y relató los principales avances conseguidos para satisfacer todas las necesidades y que desaparezcan las vías en superficie, recordando que el próximo 15 de noviembre comenzarán las obras de soterramiento en la playa de vías de la estación de El Carmen.

El regidor pidió un esfuerzo para "cambiar insultos y descalificaciones por pactos", y reclamó el fin de los escraches, expresando su deseo de se cumpla la palabra dada "y nadie se sienta perjudicado". Ballesta realizó un balance de su gestión detallando los proyectos impulsados en estos dos años y medio, confirmando que 2018 será el año en que se materialicen obras recogidas en los planes de revalorización del patrimonio, de la huerta y del río.

Alicia Morales (Ahora Murcia) encontró odio y agresividad en el discurso del PP por boca de la portavoz, "lleno de herida y cabreo, y deberían relajarse". Pidió a Ballesta que avance y se asome al río y vaya a las vías."Tenemos nuestra propia agenda y no tienen que decirnos qué tenemos que hacer. Tenemos un proyecto sin ataduras y sin pesos muertos y ustedes no pueden decir lo mismo".

Nacho Tornel (Cambiemos) dijo que están trabajando de forma conjunta desde las juntas municipales y que son capaces de llegar a acuerdos y criticó que el PP venda proyectos sin financiación. Propuso avanzar en la revitalización social de los barrios y pedanías y afirmó que el PP no ha conseguido ninguna gran infraestructura para Murcia, exigiendo mayor compromiso social.

Mario Gómez (Ciudadanos) dijo que Ballesta manipula la realidad a su favor y que la oposición se dedica a regularizar las irregularidades del PP. Acusó al regidor de consentir situaciones como la de los trabajadores del museo Gaya, que llevan sin cobrar desde febrero, y clamó contra el incumplimiento de las promesas electorales del equipo de gobierno. La portavoz socialista Susana Hernández recordó a Ballesta que muchas de sus propuestas han sido formuladas por la oposición e insistió en que hay diferencias y necesidad de mejorar los desequilibrios del municipio, situación que el PP niega.

Javier Trigueros, edil no adscrito, dijo que ojalá que el año que viene no se tengan que pedir las exigencias de la oposición. Se alarmó de que se pongan en manos de pedáneos no elegidos democráticamente 15 millones. Pidió una ciudad sin muros y con cohesión social, con carriles bici y con cultura y sin precariedad. La edil portavoz del PP, Rebeca Pérez, tendió la mano a la oposición para llegar a consensos y se enorgullece de que el PP de Ballesta sea "un equipo infracturable".

Fotos

Vídeos