El Ayuntamiento de Murcia tacha de «delincuentes» a quienes pararon obras de soterramiento

Roque Ortiz, concejal de Fomento. / A. Durán / AGM

Roque Ortiz afirma que el Consistorio obtendrá «los resultados que van a satisfacer las reivindicaciones de la inmesa mayoría de los murcianos, tanto los que se manifestaron como los que no»

E.P.Murcia

El concejal de Fomento del Ayuntamiento de Murcia, Roque Ortiz, respondió a las críticas de la Plataforma Pro-Soterramiento, que considera a las autoridades municipales como interlocutor no "válido", señalando que "nosotros somos el Consistorio de Murcia, democráticamente elegido".

"Nosotros representamos a los murcianos y nosotros hemos pasado por unas urnas", subrayó Ortiz, quien recordó que el Ayuntamiento de Murcia ofreció hace varias semanas convocar una comisión de seguimiento conformada por el Ministerio de Fomento, el Consistorio, Adif y "quien quisiera", pero no han recibido respuesta.

"Yo no tengo absolutamente ninguna preocupación de quien ocupa los sillones alrededor de una mesa para negociar el futuro de la ciudad de Murcia, y el alcalde, José Ballesta, mucho menos que yo", aseveró Ortiz.

En una rueda de prensa y al ser preguntado por si la situación se le ha dio de las manos a la Plataforma Pro-Soterramiento, el concejal reconoció que la situación es "compleja" pero que el propio portavoz de la organización vecinal, Joaquín Contreras, seguramente "recibe críticas" pero "cada uno, en el liderazgo de lo que fomenta, tiene que controlar las actuaciones".

"Seguimos en esta situación de movimiento social que, al final, nadie sabe quien alienta", según Ortiz. "Dicen que es espontánea, y si esa es la situación, esto se va a ir espontáneamente a hacer puñetas", remarcó el concejal.

Ortiz remarcó que el Ayuntamiento "tiene las propuestas, las medidas, y obtendremos los resultados que van a satisfacer las reivindicaciones de la inmensa mayoría de los murcianos, los que se manifestaron el pasado sábado y los que no".

Destacó que la mayoría de los murcianos "están con nosotros, y quien no lo está probablemente es porque no dispone de toda la información necesaria". A su juicio, "solo hay una minoría que se deja arrastrar por sus propios intereses, sin importarles para nada el bien común que, en este caso, encima, es la eliminación de las vías para el soterramiento".

Dijo esperar una respuesta de los partidos políticos, que "no sabemos donde están". En este sentido, señaló que "de algunos sabemos que se sitúan siempre en frente sin tener la mínima apreciación a las propuestas que les hagamos, solo porque les gusta el lío, pero al resto les estamos tendiendo permanentemente la mano".

En cuanto a los individuos que paralizaron las obras en los altercados del pasado martes, Ortiz consideró que "no son violentos" sino "delincuentes", y cree que en un Estado democrático y de derecho "existe la posibilidad de hablar y consensuar acuerdos".

"Si después las fuerzas de seguridad del Estado les invitan quizá de una manera no amistosa a que se mueva, usted mismo", remarcó el edil, quien cree que "lo que no podemos hacer es criticar lo que está pasando en Cataluña y aquí ser aprendiz de brujo".

"Llevamos ya dos años intentando trabajar por cumplir una reivindicación histórica de Murcia como es la eliminación de unas vías del ferrocarril que dividen al ciudad desde hace más de 150 años", según Ortiz, quien cree que "el famoso muro es el que existe ahora, y esa separación, que no se crea con este proyecto, es el que hay que eliminar".

"Nosotros queremos el soterramiento de las vías ya", subrayó el edil, quien señaló que la mano del Ayuntamiento "ha estado tendida desde el primer momento, y las puertas del Consistorio han estado y siguen estando abiertas para cualquier conversación". Por tanto, cree que "si hay alguien que no quiere venir, tiene un problema".

Reconoció que la posibilidad de que el proyecto se suspenda "siempre es posible", pero el Ayuntamiento "va a luchar con todas sus fuerzas para que eso no suceda". Señaló que "tenemos una inversión de 600 millones de euros y hay un montón de ciudades en toda España esperando a que digamos que no para quedarse con los millones".

Fotos

Vídeos