El agente medioambiental RPAS

El consejero Javier Celdrán, a la derecha, maneja, ayer, un dron en la zona de El Valle de Murcia./Edu Botella / AGM
El consejero Javier Celdrán, a la derecha, maneja, ayer, un dron en la zona de El Valle de Murcia. / Edu Botella / AGM

Medio Natural muestra en El Valle los drones que ayudarán a ganar eficacia en la lucha contra el fuego y en otros servicios

LA VERDADMURCIA

Las aplicaciones de los drones en los más diversos campos apenas han comenzado a esbozarse y eso vale también en materia de conservación y protección del medio ambiente. Consciente de ello, la Dirección General de Medio Natural ha comenzado a estudiar las posibilidades y beneficios que supondría la incorporación de drones en distintos escenarios de trabajo, vinculados a la gestión y seguimiento de la biodiversidad y los espacios naturales de la Región de Murcia, y particularmente en la mejora de la protección del patrimonio forestal.

El consejero Javier Celdrán asistió ayer a una jornada de trabajo en la que se ha realizado una demostración del uso de drones o RPAS (Remotely Piloted Aircraft System), cuyas principales aplicaciones están vinculadas al estudio del territorio y, en concreto, a la obtención de imágenes aéreas y modelos digitales de elevación.

Sin embargo, recordó Celdrán, «el actual desarrollo tecnológico de estas aeronaves permite su implicación en otras actuaciones de influencia directa en la conservación de la biodiversidad y su custodia, lo que nos permitirá trabajar desde el Gobierno regional, de forma pionera, en el mantenimiento de la riqueza natural de nuestros municipios».

El Plan de Acción Forestal busca poner en valor los más de 200 millones de árboles de la Región

Estas posibilidades están vinculadas a los Sistemas de Información Geográfica (SIG) y, tal y como avanzó el consejero, «serán especialmente útiles en la prevención de incendios forestales». Los drones «complementarán toda la información de las diferentes bases de datos y el conocimiento sobre el terreno de los agentes medioambientales, ya que pueden llegar a zonas de difícil acceso en mucho menos tiempo, identificando importantes parámetros como la cantidad de vegetación seca, las zonas de monte con alteraciones naturales y otros aspectos que pueden entrañar riesgos. Unos datos que permitirán, en definitiva, elaborar modelos y planificar mejor los trabajos preventivos selvícolas».

Gestión de la fauna y la flora

En la evaluación previa que se está llevando a cabo por parte de la Consejería para determinar el correcto uso de estos aparatos, participan todas las unidades vinculadas en la planificación y gestión del medio natural de la Administración regional, con especial incidencia en la gestión de la fauna silvestre y cinegética, la flora silvestre y la planificación, ordenación y gestión forestal, así como la defensa del medio contra las plagas, los incendios forestales y su vigilancia y custodia.

«Debemos hacer uso de la tecnología de una manera responsable y eficaz y, por ello, vamos a contar con numerosos técnicos y agentes medioambientales, que ayudarán a elaborar un completo proyecto sobre todos los trabajos que se puedan desarrollar a través de drones; ellos mejor que nadie conocen sus necesidades y saben cómo mejorar la eficacia de su trabajo y la eficiencia de la inversión», aseguró.

El uso de nueva tecnología y la inteligencia artificial se incluye en el Plan de Acción Forestal de la Región, un gran proyecto para preservar y poner en valor los más de 200 millones de árboles de la Región.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos