La Verdad

El tribunal confirma el dopaje de dos de los aspirantes a las plazas de bombero

  • Han sido ya excluidos de las oposiciones y podrán pedir un contra análisis; otros cuatro controles realizados en la prueba del 1.500 dan negativo

Los resultados de los controles de dopaje practicados a seis bomberos durante la prueba de resistencia de 1.500 metros en las oposiciones para cubrir 30 plazas de bombero en Murcia se hicieron públicos ayer: dos de los participantes dieron positivo, siendo expulsados directamente del proceso selectivo. Los cuatro restantes dieron negativo. Así figura en el documento de resolución de reclamaciones del segundo ejercicio de la oposición, que menciona que en la prueba del 1.500 se seleccionaron al azar seis participantes, confirmándose que un tercio de los examinados estaba dopado, ya que los resultados fueron adversos. Esto confirma las sospechas que en su momento apuntaron a ‘La Verdad’ testigos de las pruebas que advirtieron de que las marcas realizadas eran anormales para este tipo de concursos.

El tribunal calificador acordó el pasado martes remitir a los aspirantes señalados -figuran en el documento con su número de Documento de Identidad- el resultado de sus controles, la forma de ejercitar su derecho de contra-análisis y el procedimiento para la presentación de cuantas alegaciones quieran hacer.

En las bases de la convocatoria ya se indicó a los aspirantes que en cualquier momento del desarrollo de las pruebas físicas se podía convocar a los candidatos que se considerase para la realización de controles anti ‘doping’ mediante una muestra de orina no inferior a 100 mililitros. De hecho, se mencionaba que la detección de la presencia de cualquier cantidad de una sustancia prohibida, o de sus metabolitos o marcadores, en la muestra de orina de un aspirante supondría la expulsión del proceso selectivo, como así ha sido.

No obstante, los dos candidatos que han dado positivo por dopaje tienen derecho a solicitar el contra-análisis, y a que el tribunal calificador estime oportunas sus alegaciones.

Esta situación pone de manifiesto que había aspirantes dopados en las oposiciones de bomberos y que no todos los inscritos estaban limpios.

Ochenta sacaron un 10

'La Verdad' ya publicó el 30 de marzo que 80 aspirantes a ocupar las 30 plazas en liza lograron un 10 en la carrera de 1.500 metros, en la que se hicieron seis controles antidopaje. No pasó desapercibido que un alto porcentaje no pasaran el primer filtro: la prueba combinada (salto de altura, arrancada, trepa cuerda, escalera horizontal, escalera mecánica y tablón). Quedaron excluidos 384 aspirantes: 173 porque no se presentaron al examen y 211 porque no lo pasaron. Solo uno consiguió un 10. En la prueba de velocidad (100 metros) llamaron a 221 candidatos que habían pasado la eliminatoria anterior y 38 consiguieron un 10, con tiempos inferiores a los 13 segundos. De los 209 opositores que pasaron a los 1.500 metros, un 41% obtuvo la máxima puntuación, un 10 -4’40’’ o menos-. En total, 80 personas. De ellas, 23 consiguieron un 9; 22 sacaron un 8; 22 un 7; 23 un 6 y 15 alcanzaron un 5. En cambio, 10 personas no pasaron la prueba -realizando más de 4’56’’-.

En su momento esta Redacción recibió quejas de opositores y sindicatos que indicaban que no era normal que hubiera tantos dieces en una misma prueba, aunque para el presidente de la Federación de Atletismo de la Región, Juanma Molina, las marcas no destacaban. También se quejaron de que solo se hubieran practicado seis controles en una oposición a la que pasaron 209 'atletas'.