La Verdad

Las terrazas en Alfonso X estarán alejadas de los edificios

El concejal de Fomento, Roque Ortiz (d) comenta algunos aspectos del proyecto con el arquitecto Jesús López y el ingeniero Collado.
El concejal de Fomento, Roque Ortiz (d) comenta algunos aspectos del proyecto con el arquitecto Jesús López y el ingeniero Collado. / V. VICÉNS / AGM
  • Comerciantes del tramo entre Jaime I y la Circular critican que el Ayuntamiento no les haya consultado sobre la peatonalización

Si algo tiene el bulevar de Alfonso X son terrazas de cafeterías, bares y heladerías. El futuro de las mismas fue una de las cuestiones planteadas por el público en la reunión que el concejal de Fomento, Roque Ortiz, convocó ayer por la tarde en el centro cultural Las Claras para dar a conocer el proyecto a vecinos, comerciantes y hosteleros y resolver sus dudas.

Ortiz dejó claro que «en el mismo momento en que salga a licitación la primera fase del proyecto de la peatonalización entre Santo Domingo y Jaime I se constituirá una comisión de estudio, en la que participarán hosteleros y residentes para definir la ubicación de las mesas de los bares teniendo en cuenta el mejor encaje». Sí adelantó que «no habrá ni una mesa más». Según el autor del proyecto, Jesús López, «la intención es alejar las mesas y sillas de las fachadas de los edificios», pero la definición al detalle saldrá de la futura comisión que estará presidida por el concejal de Calidad Urbana, José Guillén. Este ya adelantaba, el pasado viernes, que también en Santo Domingo hay que reubicar las terrazas porque actualmente impiden el paso no solo de los viandantes sino incluso de los vecinos a sus portales.

Una de las cuestiones que está clara es que delante del Colegio Oficial de Aparejadores, donde se le va a dedicar una plaza con palmeras y con una estatua al Rey Lobo, desaparecerán mesas y sillas para crear una especie de oasis, una zona de estancia para la gente.

Entre los asistentes a la reunión de ayer hubo voces a favor de no suprimir ni reducir las terrazas «porque a todos nos gusta tomar el aperitivo en verano y en invierno». En este sentido, el concejal de Cambiemos Murcia Nacho Tornel también denunciaba ayer la situación de «incertidumbre» que genera el hecho de que la ubicación de las terrazas de los locales privados se vaya a tratar en una comisión al margen del propio proyecto».

Cámaras para las matrículas

Otro de los aspectos que preocupa a los residentes en calles adyacentes y a las que, hasta ahora, acceden por Alfonso X, es cómo llegarán hasta sus garajes. Así lo manifestaron varios vecinos de la calle Enrique Villar. El concejal les aseguró que no se va a colocar pivote alguno en Alfonso X con el fin de que el acceso sea posible a través de cámaras que reconozcan la matrícula. Este mismo sistema permitirá incluso que, poniéndolo en conocimiento del Ayuntamiento, puedan acceder de manera puntual familiares que vayan a dejar o a recoger a un residente tanto en la calle Enrique Villar como en Santa Clara. La exposición del proyecto, que corrió a cargo del arquitecto y subdirector de la Concejalía de Urbanismo, Medio Ambiente y Huerta, fue interrumpida por algunos asistentes que querían conocer no los detalles de los planos sino cómo les va a afectar en su vida diaria, como por ejemplo, a la hora de llevar o recoger a sus hijos de los dos colegios que hay en la zona: Cierva Peñafiel y Jesús María. El edil les indicó que «está previsto que a determinadas horas, coincidiendo con la entrada y salida, se les permita el paso con los vehículos».

Además, junto al edificio de servicios múltiples, en la avenida Gutiérrez Mellado, se dejará un carril para que puedan parar los coches de los padres que llevan a sus hijos al colegio de Jesús María. También habrá un horario de carga y descarga tanto para los comerciantes como para los hosteleros de la zona.

La ampliación de la peatonalización a todo el paseo de Alfonso X desde la Redonda y no solo desde Jaime I a Santo Domingo también ha pillado por sorpresa a algunos de los comerciantes y hosteleros de esta zona, que se lamentaron de que no se les hubiera consultado previamente. El concejal indicó que «el proyecto de esta segunda fase no está todavía redactado y se ofreció a mantener reuniones con representantes de los afectados».

En cuanto al coste del proyecto, que se ha duplicado respecto a la cifra inicial pasando de 2,9 millones de euros a casi 6 millones de euros, el edil indicó que se debe a la ampliación del proyecto a la totalidad del paseo de Alfonso X. Aclaró que una parte del coste, entre el 30% y el 40% se acometerá con la inyección económica que ha conseguido Murcia de los fondos Feder para financiar proyectos de la estrategia Murcia 2020. También hubo interés entre los asistentes por la futura iluminación del paseo. Las farolas se colocarán solamente en el paseo central, junto a la hilera de arbolado, con proyecciones hacia los lados. La farola más alta tendrá nueve metros y la más baja cinco metros y serán de tecnología led.

Temas