La Verdad

Hacienda propone la rebaja de tarifas para la mayoría de vados unifamiliares de pedanías

  • La proposición de Martínez-Oliva supone un incremento para los garajes a partir de diez vehículos de 50 céntimos por metro lineal de fachada

En el debate de las ordenanzas fiscales de 2017 el Gobierno local se comprometió con el PSOE a revisar las tasas de los vados, después de un estudio de las diferentes situaciones que se estaban dando. Entre ellas que los propietarios de vados unifamiliares estén pagando lo mismo que edificios con decenas de vehículos. El concejal de Hacienda, Eduardo Martínez-Oliva, ha entregado a los grupos de la oposición la propuesta realizada por la Agencia Municipal Tributaria para dar cumplimiento al compromiso adquirido. En este momento hay 14.607 vados autorizados, de los que 9.577 tienen hasta tres vehículos, 1.970 de cuatro a diez, 1.658 de 11 a 25, 1.037 de 26 a 50, 193 de 51 a 100 y 172 con más de 100. La mayoría de las autorizaciones se dan en pedanías, en calles de 4ª y 5ª categoría fiscal -hay ocho-, y viviendas unifamiliares donde suelen aparcar entre uno y tres vehículos. La proposición realizada por el Gobierno municipal a los grupos es la de modificar la tarifa aplicada a esos vados de categoría 4ª y 5ª para que paguen igual que las de categoría 6ª y 7ª, únicamente aquellos correspondientes al epígrafe de hasta tres vehículos, y una subida de las tarifas correspondientes a los vados de más de 10 vehículos -en un 5%-, de más de 25 -en un 10%-, de más de 50 -en un 20%- y de más de 100 vehículos -en un 30%-. «El objetivo era bajar el precio a las viviendas unifamiliares de las que hay más en pedanías que en la ciudad, porque ahora se paga prácticamente lo mismo por cualquier vado, y no es de justicia que el vado que es utilizado por uno, dos o tres coches que pague lo mismo que el que es utilizado por 80, porque el uso que se hace de la vía pública es mayor», explica el edil, que confía en que haya una mayoría, cuando no unanimidad, en la propuesta, puesto que se da respuesta a un problema planteado tanto por ciudadanos como por pedáneos.

«Es positivo para todos»

Martínez-Oliva señala que con un diálogo constructivo es posible llegar a acuerdos, «y creo que esto va a ser positivo para todos». El ahorro para los titulares de garajes en viviendas unifamiliares de pedanías sería, realizando un cálculo aleatorio para un particular que pague vado en una calle de 4ª categoría suponiendo que tiene 4 metros de fachada, supondría pasar de pagar 143,8 euros al año a pagar 72,4 euros, de modo que se produciría un ahorro de 71,4 euros -un 49,7% menos de lo que estaría pagando este año-. En el caso de un vado ubicado en una calle de 5ª categoría se pasaría de pagar 129,4 euros a pagar 72,4 euros, siendo la diferencia de 57 euros, es decir, un 44% menos de lo que hoy le cobra el Consistorio. El impacto económico de estas nuevas tarifas, según los cálculos de la Concejalía de Hacienda, es de 77.782 euros. Esa cantidad supone, a priori, una merma en los ingresos municipales, pero el concejal Martínez-Oliva confía en que la bajada de las tarifas tenga un impacto positivo al prever un incremento del número de altas de vados pendientes de regularización.

«Para contrarrestar la gran bajada en lo que el Ayuntamiento recauda se ha propuesto una subida de tarifas a los vados donde entran más de 10, 25, 50 y 100 vehículos, pero a efectos de la repercusión de esta tasa sobre el particular hay que tener en cuenta que no sale ni a medio euro al año, ya que hay que repartir esa subida entre diferentes propietarios», señala el concejal de Hacienda. Cincuenta céntimos sería esa subida por particular como mucho, incide. De las ocho categorías fiscales, la 1ª, 2ª y 3ª se concentran básicamente en el casco urbano, mientras que las restantes, de 4ª a 8ª, se dan en pedanías.

En este momento, por ejemplo en esas tres primeras categorías el propietario de un vado donde aparcan hasta tres vehículos paga 77,15 euros y seguiría pagando lo mismo con la reforma de las tasas. La novedad está en las categorías de 4ª y 5ª, que pasarían a pagar lo mismo que las de 6ª y 7ª, es decir, 18,1 euros por metro lineal, cuando ahora pagan 35,95 euros los de 4ª y 32,35 euros los de 5ª. En estas categorías están precisamente la mayoría de vados. Las nuevas tarifas en el resto del escalafón suponen un incremento «irrisorio», según Martínez-Oliva, puesto que aunque las cantidades son más elevadas se reparte entre más propietarios. «No será más de 50 céntimos al año por coche», insiste.

El Gobierno local confía en que pueda llevarse la propuesta al Pleno de junio, junto con la ordenanza reguladora de vados -que prevé la rebaja de fianzas y su devolución en seis meses-, diferente a la fiscal. La primera no se aprobó en la última sesión ya que la oposición pedía que se debatiesen de forma conjunta. La fiscal entrará en vigor el 1 de enero de 2018.

Temas