La Verdad

La Guardia Civil denuncia a 155 conductores por consumir alcohol y drogas en las fiestas

  • La Benemérita pone a disposición judicial a 16 personas por tomar sustancias prohibidas, y a 4 más por circular sin carné; en el WAM se harán más controles

Más de 6.500 conductores han sido controlados durante la semana de las Fiestas de Primavera en distintas carreteras de la Región en el marco del plan de supervisión de las zonas de ocio con la Estrategia de Seguridad Vial 2010-2020 de la Dirección General de Tráfico. El dispositivo se ha desarrollado en un periodo con dos festejos muy populares, el Bando de la Huerta (18 de abril) y el Entierro de la Sardina (22 de abril). La Guardia Civil avisa de que la cosa no queda ahí, pues se intensificaran las inspecciones y vigilancia en las próximas fiestas de Caballos del Vino de Caravaca de la Cruz (2 de mayo) y el Festival WAM (2-7 de mayo).

De los 6.502 controles practicados, según informó ayer la Benemérita, 155 arrojaron resultado positivo en alcohol (2,38%), 16 de los cuales fueron detenidos y puestos a disposición judicial por circular habiendo tomado drogas o sustancias estupefacientes prohibidas e incompatibles con la conducción de vehículos (cocaína, cannabis y anfetaminas). Los 139 restantes fueron denunciados ante la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia. También fueron arrestadas cuatro personas por un delito contra la seguridad vial, al ser sorprendidas conduciendo sin haber obtenido el permiso o habiendo perdido la totalidad de los puntos asignados legalmente.

La Guardia Civil recuerda que conducir un vehículo a motor o ciclomotor con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0'60 mg/l lleva aparejada la detención del conductor, por presunto delito contra la seguridad vial, castigado con penas de prisión de 3 a 6 meses o multa de 6 a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, y la privación del permiso entre 1 y 4 años.

Conducir un vehículo a motor o ciclomotor habiendo perdido la totalidad de los puntos asignados legalmente implica la detención de su conductor por un presunto delito contra la seguridad vial, castigado con penas de prisión de 3 a 6 meses o multa de 6 a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días.

La conducción de vehículos a motor o ciclomotores con tasas de alcohol superiores a 0'25 mg/l (0'15 mg/l, conductores noveles y profesionales) y hasta 0'60 mg/l, tras la reciente reforma de la Ley de Seguridad Vial, supone una sanción económica de hasta 1000 euros y la pérdida de hasta 6 puntos del permiso de conducir.

Resultados provisionales

La conducción habiendo ingerido drogas u otras sustancias prohibidas puede determinar la comisión de un delito contra la seguridad vial o, en su caso, una denuncia administrativa, sancionada en los mismos términos. La Benemérita detalla que en estos casos, una vez realizada la prueba indiciaria de detección de drogas en saliva, los conductores están obligados a facilitar una segunda muestra de fluido oral para su remisión a un laboratorio acreditado y contrastar el resultado provisional.

La mayoría de los dispositivos se desplegaron en carreteras de las proximidades de la ciudad de Murcia, destino de multitud de personas que se concentraron allí con motivo de las Fiestas de Primavera. Aquí fueron realizados prácticamente dos tercios de las pruebas de alcoholemia y drogas (4.273) de las que 129 arrojaron resultado positivo en alcohol (3,01%), habiendo sido detenidos 11 conductores por alcoholemia, que fueron puestos a disposición judicial, así como otras 118 personas denunciadas ante la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia.

En estos dispositivos fueron denunciados 11 conductores por arrojar resultado positivo en droga. Tres personas fueron detenidas por conducir sin el permiso o habiendo perdido la totalidad de puntos asignados legalmente. El objetivo es «continuar en la línea positiva de reducción de la siniestralidad». La Benemérita persiste en concienciar a la población «de la incompatibilidad del consumo de bebidas alcohólicas y drogas con la conducción de vehículos y así evitar que se produzcan accidentes de circulación».