La Verdad

Arrestado por huir después de arrollar a un motorista que quedó herido grave

Agentes comprobando ayer el turismo, que presentaba un golpe en su lateral derecho con pérdida del faldón inferior.
Agentes comprobando ayer el turismo, que presentaba un golpe en su lateral derecho con pérdida del faldón inferior. / GUARDIA CIVIL
  • Había perdido la totalidad de puntos del carné y no realizó el curso de sensibilización para recuperarlos

La operación 'Citron I', una investigación de la Guardia Civil dirigida a esclarecer el atropello de un motorista que resultó herido de gravedad, ha culminado con la identificación, localización y detención en Murcia del conductor del otro vehículo involucrado que, presuntamente, había huido del lugar abandonando a la víctima. La Benemérita destacó ayer que el caso se ha resuelto en apenas 72 horas.

Los hechos tuvieron lugar la noche del Entierro de la Sardina, el 22 de abril, en la carretera RM-302, que une Beniaján y El Palmar, a la altura de Los Garres. El accidente de circulación fue en un cruce de semáforos, donde se produjo una colisión frontolateral entre un turismo y una motocicleta. Resultó gravemente herido el motorista mientras que el conductor del turismo se dio a la fuga, abandonando a su suerte al herido. El conductor tampoco se paró a prestarle o a reclamar auxilios.

El motorista, que resultó con heridas de extrema gravedad, fue ingresado en la UCI del Hospital Virgen de la Arrixaca, para ser intervenido quirúrgicamente. El 112 alertó del siniestro y el Equipo de Atestados realizó las primeras actuaciones determinándose el tipo de vehículo causante del accidente. A primeras horas de ayer en Los Dolores se localizó el vehículo causante del atropello. Los daños respondían claramente al patrón del accidente investigado, practicándose una inspección técnico-ocular que permitió comprobar, «sin ningún género de dudas», según incidió la Guardia Civil, que el vehículo había sido el causante del choque.

Tres posibles delitos

El arrestado había perdido la totalidad de los puntos asignados legalmente para conducir y no había realizado el curso de sensibilización para recuperarlo, por lo que se le ha imputado un delito contra la seguridad vial. El delito de omisión del deber de socorro se castiga con la pena de prisión de 6 meses a 4 años; el delito de lesiones por imprudencia grave con vehículo a motor puede ser castigado con pena de prisión de 3 meses a 3 años y privación de derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores de 1 a 4 años. Conducir un vehículo a motor o ciclomotor habiendo perdido la totalidad de puntos asignados constituye un delito contra la seguridad vial, castigado con penas de prisión de 3 a 6 meses o multa de 6 a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días.