La Verdad

Calidad Urbana decreta la retirada de cientos de postes y vallas sin licencia

  • El Ayuntamiento da un plazo de 30 días para el desmontaje en un intento por regularizar la situación tras las últimas denuncias políticas de la oposición

El Ayuntamiento ha dado un paso más para la regularización de la publicidad instalada en la vía pública sin autorización municipal, y la Concejalía de Calidad Urbana ha decretado la «retirada inmediata» de todas aquellas instalaciones que no cumplen la ordenanza. Son más de 200, según una estimación a la baja de la Concejalía. El decreto, firmado por el concejal José Guillén y la jefa de administración de Obras y Servicios Comunitarios, Ainhoa Martínez, concede 30 días para el cumplimiento voluntario de la medida. En dicho plazo se podrá aportar la autorización de los postes y vallas que sí dispongan de un permiso, y el Consistorio retirará en caso contrario y de forma subsidiaria -a costa del responsable- las que no cuenten con dicha autorización.

Hace unos años proliferaron estos postes, especialmente en pedanías, para indicar las ubicaciones de servicios públicos esenciales, como colegios, dependencias municipales e instalaciones públicas. Algunos de estos soportes llevan incluso el símbolo del Ayuntamiento en su parte superior. En otros casos se han utilizado soportes similares para aglutinar la publicidad que antes instalaban particulares para promocionar sus negocios. La oposición llevó este «descontrol» al Pleno, ya que en muchos casos estos postes se han instalado con contratos privados entre empresas de publicidad exterior y pedáneos, sin que ese dinero haya ido a parar a la cuenta del Ayuntamiento. Esta situación fue desvelada por el concejal de Cambiemos Nacho Tornel, incluso aportando uno de los contratos. El Consistorio ha reaccionado indicando que el uso de la vía pública por parte de particulares requiere de una autorización administrativa previa, según el Reglamento de Entidades Locales.

Temas