La Verdad

El Estado libra 5 millones para eliminar barreras arquitectónicas en viviendas

Miembros de Aspaym, Rivera y la directora general, Nuria Fuentes.
Miembros de Aspaym, Rivera y la directora general, Nuria Fuentes. / LV
  • Las ayudas contemplan la adaptación de rampas, ascensores y escaleras; en los últimos 4 años se han beneficiado 2.900 familias de la Región

Completa tus looks con complementos urbanos a precios increíbles

Hasta 90%

Homewear para hombre y mujer

Hasta 70%

Marca española en moda pre-mamá

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Diversión para todas las edades!

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección moda técnica para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

Relojes de pulsera de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

La comunidad de propietarios del número 1 de la calle Antonete Gálvez de Murcia ha invertido 101.000 euros en la adaptación del edificio a la normativa de accesibilidad recibiendo una subvención de 58.000 euros de la Consejería de Fomento con cargo a las ayudas del Plan Estatal de Vivienda. En este caso ha servido para realizar un itinerario accesible, reduciendo la pendiente de las rampas y sustituyendo los ascensores. Setenta personas mayores de las 35 viviendas se han beneficiado solo en este edificio, pero en los últimos cuatro años han sido 2.900 familias de 144 edificios de toda la Región las que han podido ganar en calidad de vida con este programa, generándose unos 500 empleos.

«Ese era el objetivo», destacó ayer el consejero de Fomento, Pedro Rivera. «Dar mejor calidad de vida a los vecinos porque a veces están encerrados en sus viviendas sin salidas dignas». La Consejería destinará más de 5 millones de euros para obras de rehabilitación y adaptación de edificios en este ejercicio 2017 y 11 millones para rehabilitación de cascos históricos, que incluye también viviendas. El plan estatal abarcó de 2013 a 2016, pero Rivera desveló ayer que se ha prorrogado por un año con 11 millones para Arus (Áreas de Rehabilitación Integral), 5 millones para accesibilidad y eficiencia energética, y 2,5 millones para ayudas al alquiler.

Movilidad y zonas comunes

La Comunidad Autónoma subvenciona la instalación y adaptación de ascensores, rampas, salvaescaleras y dispositivos para personas con discapacidad sensorial y la implantación de elementos que contribuyan a la movilidad de las personas con discapacidad en zonas comunes. En lo referente a la conservación, los trabajos que pueden subvencionarse incluyen la mejora de la cimentación, estructura e instalaciones del inmueble; cubiertas, azoteas, fachadas y otros elementos, así como instalaciones comunes de servicios. Para la eficiencia energética se han llevado a cabo actuaciones para mejorar el aislamiento (carpinterías, acristalamientos...); la instalación o sustitución de sistemas (calefacción, refrigeración, producción de ACS y ventilación) o instalación de equipos que utilicen energía renovable.

Jesús Marín, presidente de la comunidad de Antonete Gálvez, indicó que el resultado del proyecto firmado de Escribá Arquitectos ha sido «una maravilla» y así lo agradecen los vecinos: «Llevabas un carro de la compra o una silla de ruedas y se no podía entrar porque los ascensores eran pequeños. Hemos ganado una calidad de vida impresionante».