La Verdad

El Ayuntamiento advierte de que los daños en el acueducto «se produjeron hace años»

  • Huermur insiste en que las obras de limpieza en Los Felices deberían interrumpirse hasta que los expertos valoren el estado del canal

El Ayuntamiento de Murcia anunció ayer que los graves desperfectos causados al acueducto de Los Felices, en la pedanía de Javalí Viejo, «no han sido recientes, sino que tienen varios años». De esta forma, la presencia estos días en el lugar de maquinaria pesada «obedece, precisamente, a un proyecto para recuperar ese espacio histórico, por lo que asegurar que se ha dañado ahora es mentir».

Así respondían a las denuncias realizadas anteayer por la asociación Huermur, que lleva advirtiendo desde hace años del mal estado de esta infraestructura hidráulica sin que hasta la fecha se haya acometido ningún proyecto para su rehabilitación. Desde Huermur, en cambio, también señalaron ayer que «distintas imágenes prueban que los daños no son tan antiguos» y exigieron que «se detengan las obras hasta que técnicos especializados valoren el estado de conservación de esta infraestructura».

Hasta el lugar se desplazaron ayer varios técnicos municipales, entre ellos la arqueóloga del Ayuntamiento, Carmen Martínez, quienes concluyeron en un informe -al que ha tenido acceso 'La Verdad'- que «el tramo desplomado corresponde a dos arcos contiguos. La caída da muestras de ser bastante anterior a la retirada de vegetación: las piezas están desplomadas hacía abajo, sin desplazamiento o movimiento lateral ni marcas de maquinaria en ninguna de ellas ni en el terreno más inmediato».

Los técnicos añaden que, al contrario, en las zonas más cercanas al acueducto se observa cómo las cañas «han sido cortadas a mano sin profundizar en la tierra. Por otro lado, la vegetación esta crecida entre las piezas desplomadas».

El mismo informe afirma que «dado el desgaste y la pérdida de materiales estructurales» en otras partes del acueducto, en sus distintas fases de afección, es muy posible que en esta parte «la pérdida del material del arco y la falta puntual de cosido de las piezas superiores del canal generasen que [...] la estructura cediese al no estar sujeta y se desplomase en vertical».

El pedáneo de Javalí Viejo, José Francisco Navarro (PSOE), apoyó también la versión municipal al asegurar que «nadie ha roto nada. Esa parte lleva caída muchos años y al limpiar la zona se ha descubierto». Limpieza que, pese a todo, no logrará retirar las toneladas de desechos que se amontonan junto al acueducto, fruto de las mondas realizadas durante años en la acequia de Churra la Nueva. Sobre todo, porque la retirada de esos restos podría comprometer, como ayer destacaron los técnicos, toda la estructura.