La Verdad

Educación reforzará cimientos y forjados del colegio Francisco Cobacho el próximo verano

Padres del colegio Francisco Cobacho de Algezares, ayer, antes de solicitar a la Consejería el traslado de sus hijos a otro centro.
Padres del colegio Francisco Cobacho de Algezares, ayer, antes de solicitar a la Consejería el traslado de sus hijos a otro centro. / N. García / AGM
  • La Consejería considera que no es urgente la actuación en el centro de Algezares, pese a sufrir un proceso de corrosión y fisuras en la estructura

Ni las fisuras ni la corrosión de la cimentación y del forjado sanitario requieren de una intervención de urgencia en el colegio Francisco Cobacho, a juicio de la Consejería de Educación y Universidades. «Dicho centro no requiere ninguna obra de emergencia», subrayaron desde el departamento de María Isabel Sánchez-Mora en respuesta al contenido del informe que hizo público la Asociación de Vecinos de Algezares para alertar de que el edificio presenta riesgos de seguridad. La Consejería defendió que sus técnicos y los del Ayuntamiento llegaron a la misma conclusión.

Educación explicó que el último chequeo al colegio se llevó acabo después de la gota fría de diciembre. «Lo más importante para la Consejería es garantizar la seguridad de todos los alumnos». Los técnicos de la Comunidad realizan un seguimiento a los centros educativos y «reiteramos que no existe ningún riesgo como lo avalan los informes». La consejera avanzó que destinarán 250.000 euros a diversas actuaciones, como el refuerzo de la cimentación y el forjado de la planta baja, así como al arreglo de la escalera de acceso.

«Estamos trabajando para iniciar cuanto antes las obras que son necesarias en ese centro, pero nuestros técnicos nos aseguraron que no eran de urgencia», dijo Sánchez-Mora a Europa Press. Las obras se ejecutarán el próximo verano. El anuncio no contentó a las cinco familias que se reunieron ayer con la directora general de Centros Educativos, María Dolores Valcárcel. «Ese proyecto de reforma estaba previsto el año pasado y no se hizo nada», criticó José Manuel Díaz, padre de dos escolares y miembro de la Asociación de Vecinos de Algezares. Las familias propusieron que se habilitasen líneas de Infantil y Primaria en el otro colegio de la pedanía, el Saavedra Fajardo, para reubicar allí a los alumnos del Francisco Cobacho. Pero la Consejería se negó en redondo: «No se va a trasladar a alumnos».

Ciudadanos critica al PP

Debido a esta negativa, los padres entregaron un escrito en el que denuncian que las deficiencias estructurales se detectaron en 2002 y solicitan el traslado de sus hijos porque en quince años no se ha hecho nada. «Según los técnicos no hay riesgo si las condiciones meteorológicas y sísmicas no cambian, pero se trata de una zona montañosa y antes había una cantera, estamos jugando a la lotería y lo primero es la seguridad de nuestros hijos».

Juan José Molina, diputado de Ciudadanos, criticó ayer que el Gobierno regional «no ha puesto en marcha el plan de infraestructuras educativas, y la situación del colegio de Algezares es un ejemplo de la desidia del PP».