La Verdad

Doce nuevos vehículos harán la limpieza de los 1.588 kilómetros de alcantarillado

El gerente de Aguas de Murcia, José Albaladejo, haciéndose un selfi con Ortiz y los responsables de Licuas, ante la nueva flota.
El gerente de Aguas de Murcia, José Albaladejo, haciéndose un selfi con Ortiz y los responsables de Licuas, ante la nueva flota. / N. GARCÍA / AGM
  • La compañía Licuas se adjudica el servicio que hasta ahora gestionaba Cespa; la modernización de la flota ha costado un millón de euros

Aguas de Murcia ha subcontratado con la empresa Licuas S.A. el servicio de limpieza de los imbornales y la red de saneamiento, que hasta ahora prestaba Cespa. Entre las novedades de la nueva contrata destaca la incorporación de doce vehículos de estreno: seis camiones (cinco de 18 toneladas y cuba de 9.000 litros y uno de 10 toneladas para acceder a calles estrechas), cuatro vehículos ligeros hidrolimpiadores y dos vehículos ligeros para el servicio de inspección. El concejal de Fomento, Roque Ortiz, y el gerente de Emuasa, José Albaladejo, hicieron hincapié ayer, en la presentación de la flota en la Plaza Circular, en las especiales condiciones del término municipal, ya que hay 1.588 kilómetros de red de alcantarillado, 49.304 pozos de registro, 39.941 imbornales (14.644 en Murcia ciudad y 25.297 en pedanías), 68.356 acometidas y 188 estaciones de bombeo. Todos los vehículos se han rotulado con el eslogan 'Cuidamos la ciudad'. Un millón de euros ha costado la inversión. La plantilla la integran 24 operarios.

«Tenemos un trabajo largo después de las últimas lluvias», advertía ayer Ortiz, quien indicó que las causas más comunes de obstrucción de los imbornales son el arrastre de sedimentos, hojas, papeles y suciedad, y el uso indebido al ser utilizados como papeleras. «Como no llueve periódicamente hay que limpiarlos por los olores y para evitar contaminación».

Temas