La Verdad

Juzgan a un promotor inmobiliario por estafar 33.200 euros a unos clientes de Javalí Nuevo

  • La Audiencia Provincial pide la devolución del dinero y tres años de prisión para el acusado, que se comprometió a terminar el edificio en un plazo de 28 meses desde la obtención de la licencia de obras

El fiscal pidió tres años de prisión y multa de 6.000 euros para el promotor inmobiliario Manuel R.S., que será juzgado este martes en la Audiencia Provincial de Murcia acusado de estafar a los compradores de una vivienda en el edificio que se disponía a levantar en la pedanía murciana de Javalí Nuevo.

Las conclusiones provisionales de la fiscalía reclaman también que sea condenado a reembolsar a los compradores los 33.200 euros pendientes de devolver de los 34.800 euros que le entregaron a cuenta del valor de la vivienda.

Los hechos ocurrieron en octubre de 2007, cuando el acusado, representante de la empresa "J.G.P., S.L.", formalizó en un contrato privado la venta del piso, por lo que recibió la entrega de los adquirentes, con el compromiso de terminar la obra en el plazo de 28 meses desde la obtención de la licencia de obras.

Según el ministerio fiscal, el acusado asumió ese compromiso "a pesar de que era sabedor desde un comienzo de la inviabilidad económica de la operación, ya que carecía de patrimonio y recursos para cumplir las obligaciones asumidas".

Y añadió que "ocultó a los compradores la imposibilidad de conseguir el aval o seguro que la ley establece en cuanto a las cantidades que se entregaran a cuenta, al haberse terminado la línea inicial de avales."

Ante las reclamaciones de los perjudicados, el acusado solo devolvió pequeñas cantidades, por lo que aquellos reclaman los 33.200 euros pendientes.