La Verdad

A 100 euros al año por tahúlla

Un colectivo cultiva la tierra en un huerto de ocio ecológico en La Arboleja.
Un colectivo cultiva la tierra en un huerto de ocio ecológico en La Arboleja. / Alfonso Durán / AGM
  • El Ayuntamiento fija el precio para el arrendamiento de los bancos de tierra en parcelas de huerta. Ya existen ofertas de terrenos para cultivar en La Albatalía, Rincón de Beniscornia y Torreagüera

Relojes de pulsera de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Completa tus looks con complementos urbanos a precios increíbles

Hasta 90%

Homewear para hombre y mujer

Hasta 70%

Marca española en moda pre-mamá

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Diversión para todas las edades!

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección moda técnica para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

Los bancos de tierra están a punto de levantar el tablacho. Tras la campaña informativa llevada a cabo por la Concejalía de Urbanismo, Medio Ambiente y Huerta por los mercadillos de pedanías, el Ayuntamiento ya dispone de las primeras peticiones de arrendatarios y ofrecimientos de arrendadores para poner en marcha esta iniciativa que permitirá gestionar y recuperar las tierras abandonadas y sin cultivar repartidas por la huerta de Murcia. Y también han fijado ya el precio: 100 euros al año por una tahúlla. Para ello, el Ayuntamiento ha realizado las consultas pertinentes a la Junta de Hacendados.

El concejal de Urbanismo, Antonio Navarro Corchón, explica que «hay más peticiones de arrendatarios, en torno a unas 15, y hay mucha gente que está llamando para informarse». En cuanto a arrendadores, esto es, gente que quiera alquilar parte de su tierras de huerta, hay menos, aproximadamente, la mitad, en torno a siete u ocho.

Por lo que respecta a las zonas, según explica Jesús López, arquitecto municipal «está todo muy picoteado por la huerta. Hay terrenos al lado del Molino del Amor, entre La Arboleja y La Albatalía y en Rincón de Beniscornia. No son parcelas muy grandes, en torno a unatahúlla. Una señora ha ofrecido seis tahúllas en Torreagüera». Y lo que sí hay, según explica, son muchos colectivos interesados, entre ellos alguna ONG que trabaja con chavales de colectivos desfavorecidos».

El concejal de Urbanismo indica que «el proceso va a arrancar ya porque la gente se lo tiene que ir creyendo. Tiene que haber un efecto demostrativo porque siempre ha habido cierto temor en la huerta al arrendamiento rústico. Cuando vean que se hace en condiciones de seguridad y que no van a perder su terreno, seguro que se animan más». Además, Urbanismo ya cuenta con cierta experiencia con los huertos de ocio en terrenos municipales, para los que hay lista de espera. La Concejalía, en colaboración con el Centro de Iniciativas Municipales (CIM-M) de Santiago y Zaraiche, va a poner en marcha un registro administrativo.

En la web municipal, hay un enlace denominado 'banco de tierras', con toda la información sobre la normativa, así como los formularios de alta de arrendador y arrendatario, el encargo de intermediación que se le hace al Ayuntamiento y la declaración de aceptación de las normas.

El objetivo fundamental es recuperar los terrenos improductivos existentes en la huerta de Murcia y ponerlos en producción, a la vez que se fomenta la utilización de los cultivos ecológicos, de calidad y tradicionales de la huerta. Esta iniciativa va a permitir, además, proporcionar un medio de empleo digno a sectores con dificultades para el acceso al trabajo (jóvenes, desempleados y mayores de 50 años, entre otros). Así en el contrato de arrendamiento está estipulado que «en el caso de que haya varios arrendatarios solicitantes de la misma parcela, y el propietario o persona legitimada para arrendar, no ejerza el derecho de elección, se seguirán los siguientes criterios de selección por orden de preferencia: titular de un derecho de uso sobre la finca colindante (5 puntos), joven agricultor (4 puntos), desempleado de larga duración (3 puntos), productor de agricultura ecológica, inscrito en el Consejo de Agricultura Ecológica (2 puntos) y personas con una discapacidad que permita realizar labores agrícolas (2 puntos).

El Ayuntamiento, por su parte, no solo ofrece su intermediación, sino que gestiona un servicio de registro, proporciona asesoramiento jurídico a las partes, aconseja sobre la utilización de los cultivos tradicionales de la huerta de Murcia más idóneos y las técnicas productivas y de gestión de residuos más sostenibles desde la perspectiva medioambiental.

Agricultura ecológica

Por lo que respecta a la recomendación de cultivos, estos se realizarán, preferentemente, en régimen de agricultura ecológica para no tener que manipular fitosanitarios peligrosos y como garantía de respeto a la salud y al medio ambiente. Se evitará el uso de fertilizantes y productos fitosanitarios que contaminen o entrañen riesgo de provocar un grave perjuicio sobre la tierra, las aguas superficiales y los acuíferos o que puedan emitir partículas indeseadas a la atmósfera que puedan provocar daños tanto a la fauna como la flora o a las personas del lugar.

En la medida de lo posible se utilizarán remedios naturales contra las plagas y enfermedades y se abonará la tierra con regularidad con materia orgánica previamente descompuesta y libre de malos olores (compost, estiércol, restos orgánicos) en lugar de fertilizantes artificiales.

En el capítulo de prohibiciones, cabe destacar que no se podrán utilizar sistemas de protección de los cultivos con materiales inorgánicos (recubrimientos plásticos) y no se podrá ceder el uso de las parcelas arrendadas a terceras personas.