La Verdad

La duración de los contratos de arrendamiento rústico será de cinco años

  • Asaja y los colegios de Ingenieros Agrónomos y de Técnicos Agrícolas colaborarán para asesorar a los interesados

Los contratos de arrendamiento rústico de los bancos de tierra se regirán por la Ley 49/2003, de 26 de noviembre. En aplicación de dicha normativa, la duración de los contratos de arrendamiento rústico no podrá ser inferior a 5 años. Pueden ser arrendadores lo propietarios de terrenos cultivables con una superficie mínima de 0,1 hectáreas (1.000 metros cuadrados) que soliciten el alta en el sistema de banco de tierras de la huerta de Murcia. Y podrán ser arrendatarios todas aquellas personas que lo soliciten, aunque tendrán prioridad desempleados de larga duración, personas con discapacidad que permite trabajar, jóvenes y personas en riesgo de exclusión social.

La iniciativa beneficiará a arrendadores y arrendatarios. A los primeros porque además de recibir una pequeña renta por parte del arrendatario (100 euros por tahúlla y año), se podrá desgravar de un 50% en el pago del IBI. En cuanto al arrendatario, porque además de encontrar un medio de vida cultivando la tierra, el Ayuntamiento va a colaborar para crear las condiciones necesarias para la puesta en marcha de una infraestructura que permita la existencia de un mercado de proximidad para la difusión, distribución, degustación y promoción de los productos obtenidos mediante el sistema del banco de tierras.

El Ayuntamiento va a suscribir convenios de colaboración con los colegios de Ingenieros Agrónomos y de Ingenieros Técnicos Agrícolas para realizar cusos y actividades formativas y se contará asimismo con la participación de la Junta de Hacendados y de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja). Estos colectivos pondrán a disposición de los bancos de tierra a personas especializadas para asesorar sobre la producción más rentable, los mecanismos más adecuados y el uso de cultivos ecológicos de calidad y tradicionales.