La Verdad

Jesús Abandonado se marca el reto de llegar al millar de benefactores

José Moreno, presidente del Patronato, y Daniel López, director de Jesús Abandonado, ayer con los carteles de la campaña.
José Moreno, presidente del Patronato, y Daniel López, director de Jesús Abandonado, ayer con los carteles de la campaña. / Nacho García / AGM
  • Lanza la campaña 'Está en tu mano' para despertar conciencias; este año hay menos usuarios nacionales, pero aumenta su «deterioro» físico y mental

La Fundación Jesús Abandonado no tiene descanso en todo el año, pero es en el periodo navideño cuando los ciudadanos parecen más predispuestos a tomar conciencia sobre una realidad innegable: que a nuestro alrededor hay gente que necesita comer y dormir, un empleo, una palabra amable... Sentirse un vecino más, no un 'sin techo'.

El presidente de la Fundación, José Moreno, y el director, Daniel López Fernández, animaron ayer a los murcianos a seguir colaborando con esta institución benéfica que no solo da albergue y comida sino que extiende ya sus brazos solidarios a la formación integral de sus usuarios. Esto es gracias a la sensibilización de la población local y las donaciones altruistas de empresas e instituciones. En este momento hay unos 700 donantes habituales, pero la entidad quiere llegar hasta el millar, por lo que ha lanzado una nueva campaña, 'Está en tu mano', para lograr este objetivo. «Imaginad el número de socios que tiene cualquier club de la ciudad y los de Jesús Abandonado, y sopesemos la importancia de cada una de las entidades», sugiere Moreno, quien solicita a la sociedad que «le dé continuidad a esa ayuda que siempre tenemos».

Está en tu mano, en la de todos, que Jesús Abandonado mantenga su actividad los 365 días al año, según incide el director de la Fundación: «Pedimos a la ciudadanía que se comprometa con nuestra labor, y no importa si la cantidad que aporta es mayor o menor, ya que todas las contribuciones son igual de importantes y nos interesa lo que la gente pueda aportar». Y hay múltiples maneras de colaborar, ya sea con aportaciones desde 5 euros o con tiempo de voluntariado. Para ello puede consultarse la web www.jesusabandonado.org y el teléfono 968345001.

«Todos los suscriptores son bienvenidos, desde el que dona 5 euros al mes» como otros que aportan cantidades más elevadas, afirma Moreno. «Creemos que es una campaña sencilla y versátil, ya que va unida a nuestro lema 'Más que comer, más que dormir', que refleja el trabajo y la labor de la familia de Jesús Abandonado más allá de las necesidades básicas de alojamiento y comida».

Albergue ocupado al 93%

Estos días se podrá ver en soportes callejeros, prensa, radio y televisión y en las redes sociales una campaña publicitaria que busca explicar a los murcianos que Jesús Abandonado es algo más que un centro que procura comida y alojamiento. Quizás por esta circunstancia es conocida popularmente la organización, puesto que diariamente ofrece servicios de comida a 250 personas y tiene 150 plazas en su albergue, que está estos días al 93% de ocupación. «Entramos en una etapa a partir de diciembre en que se incrementa la asistencia, y podemos llegar en enero, que es el peor mes, a dar 320 servicios de alimentación de comida y 130 de cena. Aquí la actividad es incesante de enero a marzo, en todos los servicios, porque el sector de la agricultura se paraliza bastante, y eso lo percibimos nosotros. Curiosamente algunos de esos días se parecen al mes de agosto, cuando la Fundación no cierra y hay un pico importante de usuarios que vienen porque cierran otros recursos. Podemos llegar a dar de diciembre a febrero 18.000 servicios en un mes».

Jesús Abandonado es un termómetro social, y también de sensibilidad. El perfil de los usuarios es heterogéneo y, según expone Moreno, «no hay dos casos idénticos». «Solo hay una cosa que es un denominador común: todos tienen la misma dignidad. Usuarios, Patronato, voluntarios... todos buscamos lo mismo». Sí que hay perfiles asociados a una serie de recursos, refrenda el director de Jesús Abandonado, pero también se está detectando un cambio significativo entre la población que se atiende desde la institución.

Evolución en el perfil

Daniel López reconoce que hace dos años aumentó la población nacional, mientras que en 2016 se ha registrado «un ligero descenso» de los españoles atendidos en sus servicios (incluidas las áreas de empleo, formación o vivienda), mientras que la población inmigrante se mantiene estable. «La gran mayoría están al albur del trabajo», sostiene López.

No obstante, aquellas personas que permanecen en el centro de larga estancia son en su mayoría de nacionalidad española y presentan un deterioro físico y mental importante. «Hay pocos recursos a nivel socio-sanitario, y esa es la explicación». En cuanto a las viviendas tuteladas, hay un equilibrio entre los beneficiarios nacionales y extranjeros. En los programas de inserción hay una población nacional mayor, al igual que en el número de inserciones laborales. «Estamos atendiendo a muchas personas que no duermen en Jesús Abandonado, que están en sus viviendas pero que con 350 euros no les da para mucho y tenemos que paliar sus necesidades. Si hoy comen 250 personas y tenemos 150 plazas para dormir, pues hay unas cien personas que vienen a comer, y si no estuviera el comedor no podrían seguramente comer o cenar caliente».

Por tanto, según López, hay un ligero cambio en el perfil de la población atendida. Desciende el número de nacionales, pero los que son atendidos tienen una situación personal más deteriorada, sobre todo mentalmente, «al cronificarse su estado».

Entre los proyectos para 2017 está el de fortalecer la presencia en la calle, y un nuevo centro de formación y empleo, según avanzó el director.

Una aplicación desarrollada por la empresa murciana InUp permite convertirse en suscriptor y hacer donaciones mediante el teléfono móvil, a través de domiciliación bancaria. «Creemos que cumple con lo que nos pidió el equipo de la Fundación Jesús Abandonado: hacer fácil que cualquier persona en cualquier momento realice una contribución», explicó el gerente de InUp, Manuel Manzanera. Es posible encontrarla en las plataformas de Apple y Android.