La Verdad

Los vendedores del Malecón irán al Plano de San Francisco o a La Merced

  • Un reglamento les concede un plazo de 18 meses para que transformen su mercancía en productos realmente artesanales

Los vendedores ambulantes que aún quedan en El Malecón -procedentes del traslado forzoso desde San Esteban hace más de siete años- no se moverán de su actual ubicación para las fiestas de Navidad. Ayer se reunió la comisión con representación de los cinco grupos municipales (Maite Espinosa (PSOE), Luis Bermejo (Ahora Murcia), Sergio Ramos (Cambiemos), Carlos Peñafiel (C's) y la concejal de Comercio, Maruja Pelegrín, para desatascar el problema del realojo y cerrar el borrador del reglamento por el que se regirán en un futuro.

Se plantean dos posibles ubicaciones: la pérgola de la Plaza de la Universidad o el Plano de San Francisco. Se ha encargado a la Concejalía de Calidad Urbana que estudie las posibilidades de integración en estos dos entornos así como los modelos de puestos para que se trate de un mercadillo moderno y en condiciones. Si se opta por el Plano de San Francisco, que es el que menos problemas de vecindario tiene, tendrían que compartir espacio con los vendedores del mercadillo de antigüedades de los domingos.

En cuanto al reglamento, el Ayuntamiento ya les advierte de que los productos que habitualmente vendían (gafas de sol, monederos, bolsos, carteras, cinturones y bisutería) no podrán representar más de un 30% del conjunto de la mercancía expuesta para su venta al público. Y se les concederá un plazo de 18 meses para que los vendedores adapten su actividad de venta a ese porcentaje y el resto de artículos sean realmente artesanos.

Temas