La Verdad

Vecinos de La Flota, el pedáneo de Santiago y Zaraíche y los cuatro portavoces de la oposición, en el solar donde se prevé el centro de salud.
Vecinos de La Flota, el pedáneo de Santiago y Zaraíche y los cuatro portavoces de la oposición, en el solar donde se prevé el centro de salud. / LV

Frente común para exigir que se corrijan las deficiencias sanitarias en la zona Norte

  • Pedáneos, usuarios y grupos políticos piden un centro de salud en Santiago y Zaraíche y urgencias pediátricas y más quirófanos en el Morales Meseguer

Que la población ha crecido en el municipio en los últimos años es algo indiscutible. Como también lo es que el incremento demográfico se ha decantado hacia los barrios y pedanías de la zona Norte, a la vez que la expansión urbanística esponjaba entre las avenidas de Juan Carlos I y Juan de Borbón, con nuevas urbanizaciones conectadas con el centro y con los centros comerciales a través del tranvía. El problema estriba en que infraestructuras tan básicas y necesarias como las sanitarias no han crecido a la par, originando graves carencias que no tienen fecha ni presupuesto para ser resueltas. Así lo denuncian no solo los cuatro grupos municipales de la oposición municipal (PSOE, Ciudadanos, Ahora Murcia y Cambiemos Murcia), sino pedáneos y vocales de juntas municipales y representantes de usuarios de la sanidad, que han hecho un frente común para exigir al PP regional y local que cumpla sus promesas y ofrezcan plazos y financiación para corregir estas deficiencias.

Según las estadísticas, el municipio de Murcia ha pasado en los últimos años de 416.996 habitantes a 439.899. Pero los 22.903 nuevos vecinos no se distribuyen de forma homogénea por todos los barrios y pedanías, sino que, mientras que los vecinos del casco urbano han disminuido en más de 11.000 habitantes -en concreto la zona de la Catedral ha perdido 3.506 habitantes y el barrio del Carmen 1.523-, en barrios y pedanías de la zona Norte, como Espinardo, se ha incrementado la población en 2.264 personas.

El portavoz del Grupo Municipal Socialista, José Ignacio Gras, manifestó ayer en rueda de prensa que «hay unas deficiencias sanitarias casi crónicas en el área 6ª de Salud, que aprecian todos los que vivimos en aquella zona». Y se refirió a la moción que se aprobó en el Pleno del pasado 22 de julio, con el apoyo de los cuatro grupos de la oposición y la abstención del PP, para que el Ayuntamiento, que no tiene las competencias en materia de salud «pero sí el deber moral», inste al Servicio Murciano de Salud a que corrija las deficiencias y realice las inversiones correspondientes.

Precisamente ayer, antes de la comparecencia ante los medios de comunicación, portavoces de los cuatro grupos de la oposición, junto a vecinos de Santiago y Zaraíche y La Flota-Vistalegre y vocales de Ahora Murcia y el pedáneo de Santiago y Zaraíche pasaron por el solar cedido en su día por el Ayuntamiento al Servicio Murciano de Salud para la construcción o bien de un centro de salud, que descongestione el de La Flota, o bien un Centro de Especialidades, ya que gran parte de la población de la zona Norte tiene que ser atendida en el que hay en el barrio del Carmen. En la zona, hay un cartel que ya está maltrecho por el paso del tiempo, sin que se haya construido ni una infraestructura sanitaria ni la otra.

Pedro García, presidente de la junta municipal de Santiago y Zaraíche, indicó que «estoy aquí representando no solo a los vecinos de mi pedanía sino a los del resto de la zona Norte de Murcia, que tienen como referencia el hospital Morales Meseguer», y alertó sobre las carencias en atención sanitaria que afectan a más de 260.000 vecinos de la zona Norte.

El pedáneo de Santiago y Zaraíche volvió a incidir en que el solar cedido por el Ayuntamiento, entre las calles Marqués de los Vélez y Nuestra Señora de Atocha, sigue a la espera -lleva más de una década- de que se concrete su destino final, para el que se han barajado dos posibles usos: un centro de salud o el nuevo centro de consultas externas del Morales Meseguer. «Llevan años y años prometiendo y, a día de hoy, solo tenemos fotografías».

La portavoz de Ahora Murcia, Alicia Morales, incidió en que «todos los vecinos, vivan donde vivan, tienen derecho a acceder a servicios públicos de calidad en igualdad de condiciones y, sobre todo, en materia sanitaria». Agradeció la presencia de los vocales de Patiño, Aljucer, El Progreso y Espinardo.

«Promesas baldías»

Margarita Guerrero, concejal de Cambiemos, instó al PP a que «se deje de promesas baldías y cumpla con sus promesas». Rechazó presentar nuevas mociones porque «hay que cumplir lo que ya está aprobado en Pleno».

En concreto, el pasado 22 de julio, los grupos de la oposición aprobaron que el Ayuntamiento exija al SMS que revise el Mapa de Recursos Sanitarios y lo adapte a la realidad de la distribución geográfica de la población actual. Solicitó que ponga en marcha el Equipo de Atención Primaria de la zona básica de salud de Santiago y Zaraíche y que se construya el Centro de Salud que lo albergue. También, que el Consistorio exija al SMS que se ponga en marcha el SUAP (Servicio de Urgencias de Atención Primaria) que necesita la zona Norte del municipio, así como el nuevo edificio para Centro de Especialidades adscrito al hospital Morales Meseguer en la zona Norte, para que los usuarios no tengan que desplazarse al centro de El Carmen.

Mario Gómez, portavoz de Ciudadanos, hizo hincapié en que, «aunque el Ayuntamiento no tenga competencias en sanidad, sí tiene la obligación de velar por las necesidades de los vecinos».

Temas