La Verdad

Irregularidades en el voto por correo retrasan la elección en el Club de Tenis

Moya-Angeler (i) y Antonio Saura (a la derecha, de espaldas), en la noche electoral del domingo.
Moya-Angeler (i) y Antonio Saura (a la derecha, de espaldas), en la noche electoral del domingo. / V. Vicéns
  • Una notaria custodia los sufragios de la polémica hasta que la Mesa Electoral decida qué hacer con el procedimiento

Las elecciones a presidente del Murcia Club de Tenis van a traer más cola que las de Estados Unidos. Solo que, a diferencia del país norteamericano, en el club social y deportivo de más de relieve en la Región, al día siguiente de los comicios aún no hay presidente. Al menos proclamado oficialmente.

Después de una jornada tensa y de una larga noche con los nervios a flor de piel entre miembros de las candidaturas encabezadas por el abogado y economista Joaquín Moya-Angeler y el enfermero de La Arrixaca Antonio Saura, el domingo todos se fueron a la cama sin saber quién va a sustituir a Antonio Estaca al frente de la institución. El voto presencial -más de 1.100 socios se acercaron durante la jornada del domingo a depositar su confianza en uno de los candidados- inclinó la balanza a favor de Saura por solo 28 votos, ya que obtuvo 566 frente a los 538 de Moya-Angeler, pero aún quedaban por contabilizar los sufragios recibidos por correo.

Y aquí está el 'quid' de la cuestión.

El candidato Joaquín Moya-Angeler Sánchez ya había denunciado «múltiples irregularidades que se han constatado en el procedimeinto del voto por correo, por la avalancha de solicitudes que han llegado al club». En concreto, denunció su extrañeza acerca de que «en un periodo de cuatro días hayan llegado más de 300 correos certificados conteniendo el voto, lo que se puede considerar que no es usual porque en las anteriores elecciones no se han recibido más de una veintena (entre diez y veinte).

Para Moya-Angeler, «resulta cuando menos sorprendente que en tan breve espacio de tiempo hayan podido comparecer en las instalaciones del club un número tan elevado de personas para manifestar su intención de participar en el proceso y cumplimentar la documentación necesaria al efecto (solicitud con requisito indispensable de firma autógrafa).

Durante la tarde de ayer se escucharon todo tipo de comentarios. Desde que se iba a solicitar la presencia de un perito calígrafo para que diera fe de la autenticidad de las firmas hasta la posibilidad de no contabilizar los votos por correo e incluso de repetir todo el proceso electoral.

El propio presidente de la Junta Electoral, Emilio Torres, envió un escrito al presidente de la Mesa Electoral alertando de irregularidades en el voto por correo. Según sus cálculos, hay «un 70% irregulares y un 30% correctos». También dos empleados del club han firmado un escrito dirigido a la Junta Electoral en el que ponen en su conocimiento que «se ha presentado en la oficina un total de 266 solicitudes de voto por correo, habiendo comprobado que no consta personación de los socios firmantes ni envíos de correos electrónicos por los mismos conforme las instrucciones para validar el voto por correo».

Así las cosas, pasadas las 9 de la noche de ayer, la Mesa Electoral, reunida en el Club de Tenis, mandó llamar a la notaria Pilar Berral, quien custodia los votos por correo hasta que la Mesa Electoral decida qué hacer con el procedimiento electoral».

El otro candidato a la presidencia del Club de Tenis, Antonio Saura, prefirió anoche «no hacer todavía declaraciones».