La Verdad

La revisión de las ordenanzas incluirá por primera vez ayudas al IBI para familias sin recursos

  • El PSOE considera «indispensable» la medida para que el Gobierno local pueda sacar adelante su proyecto fiscal de 2017, y el PP la ve viable

La propuesta del PSOE de establecer una ayuda para el pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) como tienen ya otros ayuntamientos como Madrid, Málaga y Elche, ha sido bien acogida por el Gobierno municipal, que espera que el proyecto de ordenanzas fiscales pueda salir adelante en el Pleno ordinario del 27 de octubre «con amplio consenso», según remarcó ayer el concejal de Hacienda, Eduardo Martínez-Oliva. El PP está dispuesto a aceptar esta propuesta después de las reticencias que mostraron en un primer momento los técnicos municipales, pero parece que se han salvado los obstáculos.

«Hasta ahora ningún concejal de Hacienda de Madrid, Málaga o Elche ha ido a la cárcel por establecer estas ayudas para las familias más desfavorecidas», decía ayer el economista Javier Mármol, asesor técnico del Grupo Socialista, que insiste en que el apoyo del PSOE a las ordenanzas depende de la aceptación de medidas como esta, que beneficiarían a unas 3.000 familias murcianas. En el municipio hay 2.588 familias que cobran la renta básica de inserción (400 euros), por lo que el portavoz municipal del PSOE, José Ignacio Gras, señala que es muy necesario establecer un mecanismo que ayude a murcianos en esta situación de precariedad a afrontar el pago de la contribución (IBI). Además, recuerda que hay 35.000 murcianos desempleados, y 11.000 familias con al menos dos de sus miembros en paro.

300.000 euros como mínimo

El PSOE ya propuso para 2016 que se estableciera un IBI social, pero el Gobierno local, argumentando una imposibilidad técnica, decidió destinar los 300.000 euros acordados en el presupuesto para el IBI social a ayudas para el alquiler. El PSOE insistió ayer en que ese no es el cometido de este fondo, y en las negociaciones con el equipo de gobierno para mejorar las ordenanzas y los presupuestos proponen que se destinen otros 300.000 euros, al menos, para una nueva ayuda para pagar el IBI. El PSOE ha aportado los impresos que se ofrecen en otros lugares para demostrar que no hay impedimentos legales.

En Málaga, de hecho, el PSOE votó en contra de las ordenanzas porque el PP no aceptó elevar la dotación de este fondo de ayudas para el IBI de 500.000 a 750.000 euros.

Otras propuestas que planteará el PSOE son la rebaja de los precios públicos de las piscinas municipales en verano para los desempleados, que pagarían la mitad, y para sus hijos menores de 18 años, que entrarían gratis. La socialista Susana Hernández reivindica como un logro del PSOE la eliminación de los copagos en servicios sociales y el ajuste en los precios de guarderías.